Chile recibió a 750 mil inmigrantes en los últimos cuatro años

La población extranjera residente en el país asciende a 1,2 millones de personas, de las cuales 750 mil arribaron en los últimos cuatro años, dijo en rueda de prensa el ministro del Interior, Andrés Chadwick.

“En Chile residen 1.251.255 extranjeros, de los cuales unos 750.000 han ingresado en los últimos cuatro años”, dijo Chadwick al presentar un balance del desarrollo de la reforma migratoria, cuyas primeras medidas se comenzaron a implementar un año atrás.

El ministro explicó que en 2018 se registró el máximo histórico de solicitudes de visas, con 450.242 peticiones, lo que significó un aumento del 48 por ciento con respecto al año anterior.

Una minuta entregada en la rueda de prensa explica que el marcado aumento de las solicitudes de visa en 2018 obedece “principalmente por los altos flujos de migrantes venezolanos, quienes ingresaron como turistas para después solicitar un cambio de residencia”.

De hecho, la comunidad extranjera más numerosa es la venezolana, con 283.233 personas.

Le sigue la comunidad peruana, con 223.023 personas, la haitiana, con 179.338, y la colombiana, con 146.658 personas, según cifras oficiales.

En la conferencia de prensa también se entregaron detalles sobre el perfil dominante de los inmigrantes: 60 por ciento tienen entre 20 y 39 años de edad y 51 por ciento son hombres.

DETALLES DE LA REFORMA

Una de las primeras medidas de la reforma, implementada ante el explosivo aumento de la inmigración venezolana, fue la llamada “visa de responsabilidad democrática”, que permite a los ciudadanos venezolanos ingresar como turistas y posteriormente solicitar la residencia definitiva.

Hasta el 31 de diciembre del año pasado se presentaron 92.000 solicitudes de esta visa, y se concedieron unas 20.000.

Mientras, en lo que va de este año ya se entregaron más de 25.000 de estas visas.

“Según los estudios exploratorios, los ciudadanos venezolanos que llegan con esta visa se insertan rápidamente en la sociedad y deciden quedarse”, explicó el jefe del Departamento de Extranjería y Migración de Chile, Álvaro Bellolio.

Otra medida adoptada el año pasado por el Gobierno fue la “regularización de migrantes”, un proceso que benefició a los extranjeros que habían ingresado de manera irregular o que estaban sin permiso.

De este proceso participaron más de 155.000 inmigrantes, y 87 por ciento de ellos pudieron regularizar sus papeles, lo que les permite trabajar en Chile, según indicó el Gobierno. (Sputnik) zzz/fb/dcl

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.