Conmoción en Europa por muerte de adolescente francesa por Covid-19 sin patologías previas

La chica de 16 años practicaba danza y gimnasia, informó La Vanguardia de España.

“La muerte de una adolescente de 16 años, Julie A., víctima del Covid-19, ha creado inquietud en Francia porque demuestra que los jóvenes no están a salvo de desarrollar formas graves de la enfermedad. Según su familia, Julie no sufría patologías previas que hicieran temer que fuera una persona de riesgo. Al contrario, la chica practicaba danza y gimnasia”, informa hoy La Vanguardia

Según el diario catalán “la joven paciente fue hospitalizada en Longjumeau, en el departamento de Essonne, al sur de París, por problemas respiratorios. Cuando su estado se agravó, la transfirieron al hospital parisino Necker, donde falleció en la noche del martes al miércoles, según el diario Le Parisien. Tal como explicó la madre de la adolescente, los primeros síntomas se limitaron a una tos a la que no dieron demasiada importancia.Para aliviarla, la trataron con un jarabe, infusiones de hierbas e inhalaciones. Fue durante el pasado fin de semana cuando las cosas comenzaron a complicarse”.

Los test que le realizaron en el país galo arrojaron resultados contradictorios. “Primero la prueba dio negativo pero después fue al revés. Esa confusión pudo ser fatal a la hora del tratamiento. Es la persona más joven muerta en Francia por la pandemia”, señala La Vanguardia.

Al comunicar la muerte de la adolescente, el director general de Sanidad, Jérôme Salomon, calificó el hecho de “muy triste” e insistió en que se trata de un caso muy raro, ya que las formas más severas de Covid-19 sólo se dan de manera excepcional entre personas muy jóvenes. Con todo, el fallecimiento le sirvió también para reforzar el argumento de que nadie puede considerarse a salvo y que todos han de cumplir las medidas de higiene y de distanciamiento social recomendadas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.