DC acusa al Presidente Piñera de enviar mensajes contradictorios al país

"Nuevamente, enfrentado al dilema de proteger a la clase media o salir a proteger uno de los pilares del modelo neoliberal, el Gobierno optó por lo segundo, instalando un debate ideológico en medio de la crisis humanitaria más grande que ha debido enfrentar nuestra población en los últimos 100 años", señala la declaración del Consejo Nacional partidario,

La DC hoy, luego de una reunión del Consejo Nacional partidario, emitió una declaración en la que junto con analizar los 110 días desde la aparición del primer caso de COVID 19 en nuestro país y señalar que tras el cambio de Ministro de Salud se ha modificado “la fracasada estrategia que significó el descontrol de la pandemia y que llevó a Chile al triste listado de los 10 países con más contagios en el mundo”, señala que “los efectos sociales y económicos se han profundizado y adquieren el carácter de devastadores para muchas familias, la tasa de cesantía supera el 11%, más de un millón de compatriotas han perdido su empleo y otro número no determinado han visto disminuir significativamente sus ingresos”.

“Hace unas semanas, invitábamos al Gobierno a que se dejara ayudar, pero este llamado no ha sido escuchado y el Presidente Piñera sigue enviando mensajes contradictorios al país. Cuando el Congreso Nacional ha legislado para impedir los cortes de suministros el Ejecutivo ha preferido, equivocadamente, hacer uso de su facultad de veto, saliendo en ayuda de las empresas de suministros básicos en perjuicio de la población”, agrega la DC, repasando otras iniciativas rechazadas por La Moneda como el post natal de emergencia o el retiro del 10 por ciento de los fondos de pensiones.

“Nuevamente, enfrentado al dilema de proteger a la clase media o salir a proteger uno de los pilares del modelo neoliberal, el Gobierno optó por lo segundo, instalando un debate ideológico en medio de la crisis humanitaria más grande que ha debido enfrentar nuestra población en los últimos 100 años”.

En ese contexto, el Consejo señala que “pondrá toda su energía en impulsar medidas efectivas de protección de las personas” y enumera cuáles serán:

1.- Respaldamos a nuestras bancadas parlamentarias que actuando de manera coordinada han impulsado, y seguirán impulsando, todas las medidas que vayan en beneficio de las familias chilenas, especialmente las más vulnerables. En ese sentido, nuestras bancadas y el conjunto de nuestro partido expresan su voluntad de cambiar el sistema de pensiones, creando un verdadero sistema de seguridad social, de manera de asegurar pensiones dignas para todos los chilenos y chilenas. Y en lo inmediato, impulsaremos una reforma urgente al D.L. 3.500 para que las pensiones mejoren incluso para quienes se jubilarán este año 2020.

2.- Reafirmamos que el Plan de Ayuda a la Clase Media debe contener un conjunto de medidas alternativas permitiendo que cada chileno y chilena pueda optar por aquella que mejor se ajuste a su nivel de daño socioeconómico. Entre las ayudas que estamos impulsando se incluyen la postergación de créditos hipotecarios, de consumo y educacionales, con tasa 0% de interés; los subsidios para arriendo de vivienda y locales comerciales; la suspensión de cortes de suministros básicos; la postergación de contribuciones de bienes raíces y, por cierto, el retiro del 10% del ahorro previsional de cada trabajador y trabajadora.

3.- Exigimos al Gobierno velar por la efectiva ejecución de las medidas ya aprobadas, evitando que la excesiva regulación o la famosa letra chica retarden o impidan el acceso a los beneficios.

4.- La Democracia Cristiana valora y promueve el sentido de comunidad, que comparte, colabora y coopera, en contraposición al individualismo que sólo compite, excluye e invisibiliza. Es por ello que aplaudimos la espontánea organización de cocinas solidarias en diferentes territorios, la labor de miles de dirigentas y dirigentes sociales y llamamos a los municipios y al Gobierno a respaldar con alimentos estas acciones que buscan asegurar un mínimo de calorías y proteínas a familias que están expuestos a la tragedia del hambre.

5.- La Democracia Cristiana, frente a la crisis, reafirma la necesidad de contar con un Estado más vigoroso, eficiente y descentralizado que, respetando la libertad, cumpla su rol de garante de los derechos y deberes ciudadanos, controle y disminuya los abusos de los poderosos y permita desarrollar mejores y más profundas relaciones sociales y económicas entre todos los habitantes del país.

6.- Entendiendo que la sociedad chilena requiere ser convocada a un nuevo Pacto Social, reiteramos nuestra adhesión a una nueva Constitución para Chile, redactada por una Convención Constituyente, cien por ciento electa, que refleje un nuevo trato social. La nueva Constitución deberá garantizar derechos individuales y derechos sociales de igual forma. Sólo mayores niveles de justicia social nos permitirán enfrentar unidos los desafíos presentes y futuros de nuestra patria.

7.- Asimismo, la Democracia Cristiana reafirma su vocación de construir una alternativa política de mayoría para dar un buen gobierno a Chile, un nuevo proyecto político colectivo. Este proyecto alternativo al modelo neoliberal imperante nos compromete a buscar y definir con claridad nuestra política de alianzas, dando acogida a todos quienes compartan este nuevo proyecto colectivo sin exclusiones a priori. Nuestro partido mandata a la mesa y a su comisión negociadora electoral para avanzar en la construcción de grandes acuerdos.

8.- Tal como lo aprobáramos en el documento “Una estrategia para acuerdos electorales de la oposición” en este mismo Consejo Nacional, declaramos nuestra voluntad de avanzar en los acuerdos electorales más amplio posibles y sin exclusiones en la oposición. El acuerdo electoral opositor no tiene sustituto en las elecciones uninominales. En estos casos es indispensable apoyar un candidato común para tener opciones de triunfo, las modalidades a emplear están abiertas, nosotros hemos sido enfáticos en señalar que no descartamos ninguna fórmula, pero creemos que son las Primarias legales las que facilitan el camino para escoger las candidaturas a las alcaldías, gobernaciones regionales y presidencia de la República.

9.- Reafirmamos nuestra voluntad de avanzar hacia una verdadera descentralización del poder y que éste tenga el financiamiento adecuado. Reiteramos nuestro compromiso con autoridades regionales electas y con atribuciones efectivas. En este sentido, delegamos en nuestras autoridades regionales la capacidad de construir acuerdos desde el territorio que reflejen más genuinamente la realidad de cada región y comuna.

10.- Rendimos un homenaje al rol de los funcionarios de la salud que arriesgan su integridad en cada jornada de trabajo, a los funcionarios municipales siempre cercanos a la gente, a nuestros alcaldes y alcaldesas que con ocasión de esta crisis han dado especial testimonio de servicio a la comunidad, de nuestros concejales/as, cores y parlamentarios/as que han demostrado tener calle y un alto nivel de sensibilidad y empatía con los más humildes.

11.- Finalmente, reafirmamos la voluntad de trabajar unidos militantes y autoridades partidarias como una moderna comunidad de hombres y mujeres libres, que estando al servicio del bien común y de nuestro amado Chile, asumiremos el protagonismo que esta hora dramática nos demanda.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.