Economía mundial se contraerá 4,5 % en 2020, menos de lo esperado previamente

PARIS, 16 sep (Xinhua) -- El dinamismo económico de China y Estados Unidos, así como el estímulo de los gobiernos para amortiguar las consecuencias económicas de la pandemia del coronavirus, ayudarán a limitar la contracción del crecimiento global en 2020, señaló hoy la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

La organización con sede en París espera en su perspectiva preliminar que el producto interno bruto (PIB) global se contraiga en 4,5 por ciento este año antes de recuperarse en 5 por ciento en 2021.

Estas proyecciones representaron una mejoría de 1,5 puntos porcentuales para 2020 y un recorte de 0,2 puntos porcentuales para el año próximo, en comparación con los cálculos pasados de la OCDE en junio.

“Los pronósticos son menos negativos (…) debido principalmente a los resultados mejores que lo esperado para China y Estados Unidos en la primera mitad de este año y a una respuesta de los gobiernos a escala masiva”, indicó la OCDE.

La relajación de las medidas de contención y la reapertura inicial de los negocios también contribuyeron a una recuperación más rápida, añadió, destacando que las nuevas restricciones que están siendo impuestas en algunos países para enfrentar el resurgimiento del virus probablemente desacelerarán el ritmo de crecimiento.

En su perspectiva, la OCDE proyectó un crecimiento de 1,8 por ciento en China este año.

Estados Unidos ha experimentado un desempeño mejor que lo esperado con una contracción de 3,8 por ciento en 2020, mucho mejor que el cálculo previo de -7,3 por ciento.

No obstante, “las perspectivas de un crecimiento económico inclusivo, resiliente y sostenible dependerán de una serie de factores que incluyen la posibilidad de nuevos brotes del virus, cuán bien los individuos respeten las medidas sanitarias y las restricciones, la confianza de los consumidores y de las empresas y el grado en que el gobierno apoye para mantener los empleos y ayudar a las empresas a tener éxito en impulsar la demanda”, estableció la OCDE en el informe.

Sin embargo, la organización advirtió que “un resurgimiento más fuerte del virus o confinamientos más estrictos podrían recortar entre 2 y 3 puntos porcentuales el crecimiento global en 2021, con un desempleo aún mayor y un periodo prolongado de inversión débil”.

En medio de una incertidumbre elevada y de la aceleración de las actividades económicas en patrones distintos en los países, la OCDE pidió a los gobiernos actuar más para ayudar a construir confianza ofreciendo apoyos políticos fiscales y financieros flexibles y más específicos, entre otras cosas.

“Es importante que los gobiernos eviten el error de endurecer la política fiscal demasiado rápido, como ocurrió luego de la última crisis financiera”, dijo la economista en jefe de la OCDE, Laurence Boone.

“Los estadistas tienen una oportunidad en la vida de implementar verdaderamente los planes de recuperación sostenibles que reinicien la economía y generen inversión en las mejoras digitales muy necesarias por las empresas pequeñas y medianas, así como en infraestructura ecológica, transporte y vivienda para respaldar una economía mejor y más ecológica”, añadió.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.