EEUU registra este año 300.000 muertes más de la media anual por la pandemia

El conteo no oficial más seguido en el mundo, el de la Universidad Johns Hopkins, ubica a Estados Unidos como el país con más muertos del globo con más de 220.000, mientras que la principal agencia del estado, el CDC, en cambio, habla de casi 200.000. (Télam)

Mientras la cifra de fallecidos por coronavirus en Estados Unidos ronda los 220.000, un informe de los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades calculó hoy que desde finales de enero el país registró cerca de 300.000 muertes más de la media anual, lo que significa que unas 80.000 personas más perdieron la vida directa o indirectamente por la pandemia.

La agencia estatal Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) estimó que, entre finales de enero (cuando golpeó con fuerza la pandemia) hasta el 3 de octubre se produjeron 299.028 “muertes en exceso”, de las cuales 198.081 (66%) fueron causadas y registradas por Covid-19.

El conteo no oficial más seguido en el mundo, el de la Universidad Johns Hopkins, ubica a Estados Unidos como el país con más muertos del globo con más de 220.000, mientras que la principal agencia del estado, el CDC, en cambio, habla de casi 200.000.

Ahora, sin embargo, un nuevo informe del CDC alerta que al menos 80.000 personas más fallecieron en lo que los expertos ya califican como “en contexto de pandemia”.

Es decir, mientras los Estados registran los muertos por la enfermedad causada por el virus, la Covid-19, mucho otros lo hacen por “interrupciones en el acceso o la utilización de la atención médica”, causadas tanto por las medidas restrictivas o, simplemente, por miedo a contagiarse, según la agencia de noticias AFP.

El informe del CDC no explica las causas del diferencial entre los muertos por Covid -entre 200.000 y 220.000- y los 300.000 que fallecieron por encima de la media anual. Pero sí aclaró que la mayoría, sino todas, están vinculadas a las dificultades generadas por la pandemia.

Esta nueva revelación no hace más que profundizar el escenario sombrío en Estados Unidos, en donde se registraron más de 58.000 casos en las últimas 24 horas, la mayor cifra desde el 20 de julio.

En medio de un nuevo recrudecimiento de la enfermedad en la antesala del invierno y a menos de dos semanas de las elecciones generales, la base de datos de Johns Hopkins estimó el total de casos ya superó los 8,2 millones.

Pese al correr de los meses y a que el país ya tuvo dos picos muy distintivos de contagios, las autoridades siguen sin poder controlar la pandemia.

En la jornada previa, el país había sumado más de 48.000 casos nuevos y 388 muertes, apenas unos días después de registrar un pico similar al de finales de julio, con 62.000 contagios en apenas 24 horas.

Más de 400.000 nuevos contagios fueron detectados en Estados Unidos en los últimos siete días, el mayor total semanal desde el 4 de agosto, de acuerdo con el conteo en línea.

Según las cifras de la universidad de Estados Unidos, los casos están en aumento en más de la mitad de los 50 estados, algo que los expertos atribuyen a varios motivos, entre ellos la reapertura de colegios y universidades.

“Creo que también hay algo de lo que la gente llamaría fatiga pandémica”, dijo el doctor Tom Inglesby, director del Centro para la Seguridad Sanitaria de Johns Hopkins a la cadena CNN.

Hay “gente que en verdad no está siguiendo los consejos, las directivas de salud pública en esos lugares, el distanciamiento, el tapaboca. Hay más gente que está volviendo a las grandes reuniones, a reuniones familiares”, agregó.

Solo un estado del país, el pequeño e insular Hawaii, registra una tendencia en baja en el número de casos diarios, mientras que 31 tienen curvas en alza y el resto mantienen una suerte de meseta de contagios.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.