Ejército no podría vender terrenos en La Reina, asegura Fundación Defendamos la Ciudad

Se trata de un predio fiscal de casi 7 hectáreas en la comuna oriente de Santiago.

Luego que el Ejército respondiera a un oficio del diputado Tomás Hirsch, donde solicita que se le informe qué sucede con un lote de 6,7 hectáreas, ubicado en la comuna de La Reina, que se pretende enajenar por 862.872 unidades de fomento, la Fundación Defendamos la Ciudad salió a aclarar que dicho predio no se puede vender.

RESPUESTA DEL EJÉRCITO A DIPUTADO HIRSCH

El terreno, administrado por el Comando de Bienestar del Ejército, sería ofrecido a través de una venta pública y los fondos, de acuerdo a lo detallado en la respuesta a Hirsch, serían utilizados para la construcción de viviendas para militares de menor rango.

Sin embargo, de acuerdo a los nuevos dictámenes, el Ejército no podría enajenar su patrimonio y disponer de las utilidades.

“Pues bien, contrario a la posición sustentada por el Ejército, en el dictamen N° 23752 del 9 de julio de 1998, firmado por el Contralor General de la República, señor Arturo Aylwin, emitido a expresa solicitud de la entonces Ministra de Bienes Nacionales, señora Adriana Delpiano, se resolvió que ‘la facultad de asignar bienes raíces fiscales a los patrimonios de afectación de los servicios de bienestar de las Fuerzas Armadas, contenida en el artículo transitorio del DFL N° 1, de 1971, del Ministerio de Defensa Nacional, se encuentra extinguida, por lo que se deja sin efecto toda jurisprudencia contraria al presente dictamen'”, señalan un comunicado de Defendamos la Ciudad.

Según la entidad que preside Patricio Herman (columnista de El Periodista), en ese dictamen, vinculante para todos los órganos públicos que la Contraloría fiscaliza, se concluyó que, aludiendo a las actuaciones pasadas de las FFAA, “no cabe objetar los actos administrativos a través de los cuales se efectuaron asignaciones de bienes fiscales al amparo del criterio que hasta esta fecha sustentara esta Entidad de Control, sin perjuicio que para el futuro rija plenamente lo dictaminado en el presente oficio”.

“Si el gobierno, en este caso en particular, desea promover el imperio del derecho, el terreno fiscal de marras no puede ser ofertado en el mercado por su actual administrador, Comando de Bienestar del Ejército, sino que debe utilizarse solo en sus actividades profesionales o bien se le podría asignar a la Municipalidad de La Reina para que allí se construyan cientos de viviendas de integración social, tan urgentes en estos tiempos en que existen tantos campamentos en el país, en los cuales el hacinamiento es enorme”, señala Patricio Herman.

Herman, quien dice estar totalmente de acuerdo en que el Estado, a través del Ministerio de Bienes Nacionales, le siga asignando inmuebles fiscales a todas las ramas de las FFAA y de Seguridad Pública, para que éstas puedan cumplir a cabalidad sus importantes roles institucionales, señala que resulta “inaceptable que algunas de ellas, en el caso presente el Ejército, obtengan lucros indebidos al comercializar dichos inmuebles”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.