Evo lanza campaña asegurando que Bolivia será potencia económica en dos décadas

El jefe de Estado dijo que tal augurio no era solo para la región sino en el mundo.

El presidente Evo Morales aseguró que Bolivia será una potencia económica en un plazo de dos décadas, si mantiene el modelo que, bajo su mandato, lo ha convertido en el país de mayor crecimiento en Sudamérica.

“Estoy casi segurísimo de que de acá a 15 o 20 años, Bolivia, recuérdense, va a ser una potencia económica en la región y posiblemente en el mundo”, dijo Morales en un discurso con el que inauguró formalmente su campaña en pos de una cuarta reelección consecutiva en los comicios generales convocados para octubre.

El gobernante habló ante decenas de miles de partidarios en una gran explanada de desfiles de la ciudad de Santa Cruz (este), en un acto nocturno anunciado como celebración del Día de la Revolución Agraria y que terminó convertido en una demostración de fuerza del oficialismo en la otrora plaza fuerte indiscutida de la derecha.

“Aquí Bolivia surge como un nuevo país, dicen algunos expertos (que es) emergente, pero Bolivia hizo su propio modelo”, afirmó el líder indígena, tras repasar los principales logros políticos, económicos y sociales del “proceso de cambio” que lidera desde que asumió la presidencia de Bolivia en enero de 2006.

Basó su pronóstico optimista del crecimiento económico en el hecho de que el actual modelo regido por el Estado ha permitido que el Producto Interno Bruto (PIB) haya pasado de menos de 9.000 millones de dólares en 2005 a más de 40.000 millones en 2018.

En ese mismo período, el PIB per cápita de los bolivianos creció de casi 900 dólares a 4.000 dólares anuales. “Imagínense, en otros 13 años o 10 años, no estoy hablando de Evo sino como proceso, tendremos unos 10.000 dólares de PIB per cápita; eso sorprende al mundo”, dijo.

El mandatario saludó la incorporación de empresarios, académicos y juventudes urbanas al conglomerado de movimientos sindicales, indígenas y sociales que sustenta al Gobierno.

Hizo mención especial de los poderosos agroempresarios de Santa Cruz, con los cuales el Gobierno ha forjado en los dos últimos años una alianza cimentada en incentivos a la producción y apertura de mercados externos, como China, que ya adquiere soja, quinua y café y recibirá pronto carne vacuna boliviana.

Morales añadió que en las listas de candidatos parlamentarios del oficialista Movimiento al Socialismo para las elecciones de octubre ya no hay solo dirigentes sindicales e intelectuales, sino también empresarios, académicos y líderes juveniles.

Encuestas de intención de voto publicadas recientemente por medios locales mostraron que Morales estaría a un paso de asegurar su reelección en primera vuelta.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.