Familia denuncia inminente extradición “ilegal” de Ramiro a Chile

Mauricio Hernández Norambuena, actualmente en Brasil, está involucrado en Chile en el asesinato de Jaime Guzmán y el secuestro de Cristián Edwards. En 1996 protagonizó la llamada "Fuga del siglo" desde la ex Penitenciaría en Helicóptero.

“Con profunda preocupación queremos denunciar que el pasado viernes 16 de agosto, nuestro hermano Mauricio, quien se encuentra detenido desde el 2002 en Brasil, fue sacado en una operación silenciosa de la Penitenciaría de Avarê a dependencias de la Policía Federal en Sao Paulo. Ni la defensa, ni ningún miembro de nuestra familia fueron notificados, a pesar de estar confirmada la visita de nuestra hermana Laura para el sábado 17 de agosto. Ella sólo se enteró del traslado por familiares de otros detenidos, y no de forma oficial” señala el comunicado de la familia de Mauricio Hernández Norambuena, detenido en Brasil por secuestros extorsivos e involucrado en Chile en el homicidio del senador UDI, Jaime Guzmán.

Según la familia, se estaría desarrollando una operación en Brasil para extraditar a Chile al ex frentista, debido a que el llamado comandante Ramiro estaría en dependencias de la Policía de Sao Paulo, unidad de tránsito que, según dicen alberga a los detenidos que están a punto de se extraditados o expulsados del país.

Denuncian que ni su abogado ni la familia fue informada de las razones de su traslado.

“Como familiares de Mauricio manifestamos nuestra protesta por lo que estimamos una nueva conducta ilegal y arbitraria, tras sufrir 17 años de un encarcelamiento inhumano y degradante, en condiciones de permanente aislamiento. Único en Brasil y sin posibilidad de acceder a ningún beneficio carcelario”.

Según los familiares la extradición de Hernández está condicionada por la Corte Suprema de Brasil a que se reduzcan en nuestro país los años que arriesga por sus crímenes en Chile, los que no podrían superar los 30, de acuerdo a la Constitución de Brasil, la nueva ley de inmigraciones del 2017 de Brasil y los tratados internacionales sobre extradición.

“Chile, en todos estos años, nunca se ha pronunciado sobre esta condición impuesta por la Corte Suprema de Brasil”, señala el comunicado.

El gobierno de Bolsonaro, sin embargo, desde marzo en adelante ha manifestado su decisión de enviar a Ramiro a Chile, sin mencionar las condiciones impuestas por la justicia de ese país. “En caso de que la extradición de Mauricio se efectúe, el Estado brasileño, -a través del Ministerio de Justicia y la Policía Federal-, estarán cometiendo una ilegalidad, violando flagrantemente no sólo la Constitución Federal, sino también una decisión de la Corte Suprema de Brasil (STF), la Ley de Migración y los Acuerdos de Extradición del Mercosur, firmados por Chile y Brasil, por lo que nuestro país se hace cómplice de ésta arbitraria decisión del gobierno de Bolsonaro!”, señalan los familiares de Hernández Norambuena.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.