FMI: Respuesta fiscal masiva a pandemia de COVID-19 eleva deuda pública mundial a nivel récord

WASHINGTON, 10 jul (Xinhua) — La actual pandemia de COVID-19 ya ha conducido a una respuesta de políticas fiscales “sin precedentes” de cerca de 11 billones de dólares a nivel mundial, lo que ha llevado la deuda pública mundial a un máximo histórico, indicó hoy el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Ante una drástica caída de la producción mundial, ha sido necesaria una respuesta fiscal masiva para incrementar la capacidad en salud, reemplazar los ingresos familiares perdidos y evitar bancarrotas a gran escala” , señalaron en un blog Vitor Gaspar, director del Departamento de Asuntos Fiscales del FMI, y Gita Gopinath, economista en jefe del FMI.

“Pero la respuesta de políticas también ha contribuido a que la deuda pública mundial alcance el máximo nivel de la historia, de más de 100 por ciento del producto interno bruto (PIB) mundial, mucho más que los picos posteriores a la Segunda Guerra Mundial” , señalaron.

Gaspar y Gopinath dijeron que es “clara” la necesidad de un apoyo fiscal continuo conforme los países suspenden de manera gradual el confinamiento, “pero esto obliga a preguntar de qué manera podrán los países financiarlo sin que la deuda se vuelva insostenible” .

En 2020, en relación con el Panorama Económico Mundial del FMI de enero, se espera que los déficits fiscales sean más de cinco veces mayores en las economías avanzadas y de más del doble en las economías de mercado emergentes, lo que conducirá a un aumento sin precedentes de la deuda pública de 26 y 7 por ciento del PIB, respectivamente.

En general, se espera que la deuda pública se “estabilice” en 2021, impulsada por las bajas tasas de interés, y se pronostica una fuerte recuperación de la actividad económica en la línea de base, dijeron los autores, aunque “se aconseja cautela” .

“Existe una gran diversidad en los niveles de deuda y las capacidades de financiamiento de los países y mucha incertidumbre en torno a los pronósticos” , dijeron. “Los costos de endeudamiento pueden incrementarse rápidamente, principalmente para las economías emergentes y los mercados de frontera, como fue el caso en marzo” .

Los economistas señalaron que “garantizar un camino de regreso a equilibrios fiscales sostenibles” también será clave en países que entraron a esta crisis con una deuda ya elevada y un bajo crecimiento.
“Los Gobiernos tendrán que perseguir un plan fiscal creíble en el mediano plazo que dependa de mejorar la movilización de ingresos, incluyendo, entre otras cosas, minimizar la evasión fiscal, una mayor progresividad fiscal en algunos casos, fijar el precio del carbono y una mayor eficiencia en el gasto” , afirmaron.

También enfatizaron que la “comunicación transparente” de cualquier plan ayudará a contener la potencial volatilidad en los mercados de deuda soberana en la transición.

Además, las instituciones internacionales deben garantizar que el acceso a la liquidez internacional no sea interrumpido por pánico autocumplido en los mercados, dijeron los economistas, y señalaron que la comunidad internacional también debe garantizar que los países en desarrollo de bajos ingresos y vulnerables que carezcan de recursos para apoyar los sistemas de salud y los medios de subsistencia tengan acceso a financiamiento con facilidades y, en algunos casos, a subvenciones.

Alrededor de 72 países ya han recibido ayuda de emergencia del FMI, “pero se necesitará mucho más apoyo bilateral y multilateral” , añadieron.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.