G20 prorroga seis meses moratoria de deuda a países pobres

RIAD, 14 oct (Xinhua) -- Los ministros de Finanzas y gobernadores de los bancos centrales del Grupo de los 20 (G20) acordaron el miércoles prorrogar seis meses, hasta junio de 2021, la moratoria de deuda a los países pobres a fin de ayudarlos a capear la crisis causada por la COVID-19.

En una reunión virtual, los ministros y gobernadores se comprometieron a seguir trabajando juntos para apoyar a los países más pobres en su respuesta al reto económico, social y sanitario que entraña la pandemia, explicó un comunicado divulgado por la Presidencia del grupo, que ostenta Arabia Saudí.

“Ante la continuada presión de liquidez y mientras abordamos de forma progresiva las vulnerabilidades de la deuda, hemos acordamos extender la Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda (DSSI, por sus siglas en inglés) otros seis meses”, detalló la nota oficial, que añadió que podría decidirse otra prórroga, hasta el fin de 2021, en la reunión la próxima primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.

Los países del G20, continuó, están “decepcionados” con la respuesta del sector privado en cuanto a alivio de la deuda y los “animan encarecidamente” a participar en la DSSI.

“Nuestros esfuerzos colectivos para maximizar la asistencia internacional a los países que lo necesitan se complementa con los 75.000 millones de dólares comprometidos por los bancos de desarrollo multilaterales a países calificados de la DSSI, parte de su compromiso de 230.000 millones de dólares para los países emergentes y de bajos ingresos, en respuesta a la pandemia”, dijo en una rueda de prensa tras la reunión el ministro de Finanzas saudí, Mohammed al Jadaan.

El G20, destacó, sigue comprometido a implementar la DSSI, permitir a los países más pobres suspender los pagos oficiales del servicio de deuda bilateral y garantizar recursos adicionales de gran urgencia para inversiones orientadas.

Las naciones que conforman el G20 respaldaron en abril el DSSI con el fin de ayudar a los países más pobres a gestionar el impacto de la pandemia y les permitieron, de esta forma, suspender los pagos de la deuda oficial bilateral hasta el final de 2020.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.