Gobierno alemán reconoce muerte de más de 90 inocentes en ataque militar contra Afganistán

Dimisiones_cupula_militar_Alemania_matanza_AfganistanEl ataque bélico ocurrió en septiembre pasado y hasta ahora el gobierno alemán ocultaba la información. Hoy dimitiron el jefe de Estado Mayor y el secretario de Defensa.

El jefe de Estado Mayor alemán, el general Wolfgang Schneiderhan, y el secretario de Estado de Defensa, Peter Wichert, han dimitido hoy después de que un diario publicara que el Ministerio ocultó información sobre el número de víctimas civiles fallecidas en un bombardeo en Kunduz, Afganistán, en septiembre.

El actual ministro de Defensa, Karl-Theodor zu Guttenberg, comunicó las dimisiones del militar de máxima graduación en Alemania y el secretario de Estado en una comparecencia ante el Bundestag, la Cámara Baja del Parlamento alemán.

El diario Bild desvela hoy un informe militar según el cual Defensa “tenía claros indicios” de que había habido muertos civiles “apenas horas después del ataque” aéreo, ordenado por un militar alemán, pese a lo cual, el entonces ministro Franz Josef Jung afirmó durante días que el bombardeo sólo había afectado a insurgentes talibanes.

El ataque aéreo de la OTAN mató a al menos 90 personas en la provincia de Kunduz, al norte de Afganistán. Fue la operación aérea más grave ordenada hasta ahora en la zona bajo mandato militar alemán, según reconoció el propio Ministerio de Defensa.

Un total de 4.200 soldados alemanes están destacados en el norte de Afganistán, que hasta hace poco pasaba por ser una de las zonas más tranquilas del país. Sin embargo, las nuevas rutas de aprovisionamiento de los aliados procedentes del norte atraviesan la región, y Kunduz se ha convertido en uno de los objetivos prioritarios de los talibanes.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.