Ingrid Betancourt, satisfecha por carta de pedido de perdón de ex FARC

Las repercusiones de la carta de arrepentimiento y perdón frente al secuestro divulgada esta semana por los antiguos jefes de las desaparecidas FARC resonaron hoy también, dentro y fuera de Colombia, mediante reacciones del presidente, Iván Duque, y la emblemática víctima Ingrid Betancourt.(Télam)

Mientras Duque reclamó de los ex FARC verdad sobre los secuestros con “nombre y apellido”, Betancourt, cuyas declaraciones motivaron la carta, se declaró sorprendida al escuchar que quienes fueron sus captores hablaron desde lo humano y no amparados en una doctrina política.

“Esta última carta sí me llegó, sentí que algo había cambiado, me pareció que salían de su libreto, que habían logrado salir de esa camisa de fuerza en la que se habían metido. La analicé con mucho cuidado, la leí por lo menos diez veces mirando las palabras que usaron, por primera vez hablaban desde el corazón”.

Así lo describió hoy Betancourt, el rostro global de la tragedia del secuestro en Colombia, quien permaneció más de seis años en poder del desaparecido grupo guerrillero y que el lunes pasado habló ante la Comisión de la Verdad con dureza sobre el daño espiritual que le causó la prolongada retención.

“El hecho de que las FARC hayan podido hablar por primera vez no desde la doctrina sino de la desde la compasión, si bien no resuelve los problemas nos permite -por lo menos- decir: con esta gente se puede hablar”, reflexionó la excandidata presidencial desde Francia en declaraciones a Blu Radio reproducidas por la agencia de noticias ANSA

Pidió que el país tenga “cuidado de no caer en el cinismo de juzgar al otro con una valoración que deslegitime su esfuerzo”, de manera que lo dicho por los exguerrilleros no tenga las repercusiones que merece.

Duque también se refirió a la carta, pero para reclamar que ese grupo diga la verdad de lo sucedido con el secuestro y el reclutamiento de los menores de edad ante la jurisdicción especial creada para juzgar los crímenes cometidos en medio siglo de guerra.

“Esperamos que se diga la verdad sobre los secuestros, no con cartas, sino que acudan ante la justicia transicional y respondan con nombre y apellido a esas familias que no saben hoy donde están sus seres queridos, que seguramente estarán en una fosa común, que fueron secuestrados y vilmente asesinados”, reclamó el mandatario derechista.

En la carta, los exjefes de las FARC admitieron que “el secuestro fue un gravísimo error del que no podemos sino arrepentirnos” y lamentaron el “dolor que les causamos a tantas familias”.

En la víspera, Rodrigo Londoño, alias “Timochenko”, quien fuera el máximo jefe de ese grupo y actual presidente del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), ofreció perdón a las víctimas y admitió sentirse arrepentido.

Londoño anunció hoy que le pedirá a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) que se publiquen las versiones dadas a ese tribunal por los exguerrilleros y que en adelante se transmita por televisión, en vivo y en directo, sus declaraciones ante esa justicia.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.