Emir Sader: Brasil no es un país nazista

Brasil no se ha derechizado ni es un país nazista, pero la carencia de un centro político sólido hizo que se produjera un corrimiento hacia la extrema derecha, dijo a Sputnik el politólogo y militante del Partido de los Trabajadores (PT) de ese país, Emir Sader.

“Hay que dejar claro que Brasil no es un país nazista, pero lamentablemente la derecha liberal y el centro político quedó vacío, y las bases se movieron a la extrema derecha”, señaló Sader.

El lunes, el Frente Amplio de Chile organizó un conversatorio que reunió a distintos líderes de la izquierda regional para analizar “el auge de la ola fascista en América Latina”, en relación con la última elección presidencial de Brasil, donde triunfó el ultraderechista Jair Bolsonaro.

Y desde ese país llegó Sader, uno de los principales intelectuales del Partido de los Trabajadores, quien expuso sobre el proceso que llevó a su pueblo a votar por un candidato como Bolsonaro.

“A la gente no le quedaron alternativas, ya que al expresidente Luis Inácio Lula da Silva (2003-2011) no lo dejaron participar, lo condenaron sin tener pruebas, y todo el centro político se fugó a hacia la extrema derecha”, dijo Sader.

El politólogo afirmó que gran parte de la victoria de Bolsonaro se debió a su campaña en las redes sociales, que habría realizado a través de “bots” y “fake news (noticias falsas)”.

“Se decía que el candidato del PT, Fernando Haddad, había violado a una niña de once años; se dijeron muchas cosas falsas que algunos quisieron creer, reforzando la noticia con empresarios que financiaban estas publicaciones”, señaló.

Sader hizo un llamado a los demás países de la región a “tener cuidado” con futuros Bolsonaros, o candidatos que puedan difundir noticias falsas para elevar sus campañas.

“Internet es un lugar que debemos regular; Bolivia perdió un referéndum porque se divulgó una noticia de una supuesta amante del presidente Evo Morales; las “fake news” son un fenómeno al cual hay que poner atención”, agregó.

Además, sostuvo que sus expectativas para el Gobierno de Bolsonaro son bajas, y afirmó que “al igual que con el expresidente de Brasil, Michel Temer (2016-2018) o el presidente de Argentina, Mauricio Macri, Bolsonaro va a perder su apoyo popular en un plazo muy corto”.

Bolsonaro, candidato de la ultraderecha, ganó en segunda vuelta las elecciones presidenciales del 28 de octubre en Brasil con 55,1 por ciento de los votos, por sobre 44,9 por ciento del candidato del PT, Fernando Haddad (izquierda). (Sputnik)

zzz/yyy/fb/ry

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.