Expresidente peruano Alan García dice que se pondrá a disposición de la justicia

El expresidente peruano Alan García (1985-1990 y 2006-2011) sostuvo este lunes en una carta abierta que, tras recibir el rechazo de Uruguay a su pedido de asilo, se someterá a la justicia de su país, donde tiene iniciado un proceso por supuestos sobornos.

“Al conocerse la decisión del Gobierno de Uruguay (…) estaré en mi domicilio a disposición de todas las investigaciones y convocatorias que se me hagan”, dijo García en la misiva.

García ingresó el 17 de noviembre a la residencia del embajador uruguayo en Lima y pidió asilo alegando que era un perseguido político en su país.

El expresidente manifestó que optó por acudir al Uruguay “ante la inminencia de una orden de detención” de parte del Poder Judicial.

García, líder del Partido Aprista Peruano, es investigado por la fiscalía que lo acusa de haber recibido sobornos de la empresa brasileña Odebrecht durante su segundo mandato.

García aseguró que una fuente cercana al Poder Judicial le había advertido que estaba lista una orden de prisión preventiva en su contra, razón que, argumenta, lo motivó a solicitar asilo.

En la carta pública el expresidente afirmó que no existe ninguna “delación, prueba o despropósito” que lo vincule con acto ilícito alguno con Odebrecht.

Además, aseguró que con el tiempo probará que las acusaciones en su contra solo son “especulaciones y rumores”.

En la mañana de este lunes, el presidente uruguayo Tabaré Vázquez anunció que su Gobierno negó el pedido de asilo, tras analizar una extensa documentación, pues llegó a la conclusión de que en Perú hay independencia de los tres poderes del Estado.

Poco después se supo que García ya había abandonado la residencia del embajador uruguayo Carlos Barros. (Sputnik)

zzz/scl/dcl

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.