Sindicatos bolivianos deciden revisar relación política con Evo Morales

La Central Obrera Boliviana (COB) decidió revisar su relación política con el Gobierno de Evo Morales como consecuencia del persistente desacuerdo sobre la forma de pago del segundo aguinaldo de fin de año, anunció el líder de esa organización, Juan Carlos Huarachi.

“Se está convocando a este congreso político extraordinario para que los trabajadores definan el destino de la Central Obrera, para ya verificar seguramente el (cumplimiento del) documento político de la Central Obrera”, dijo Huarachi a reporteros al término de una reunión nacional de dirigentes sindicales.

El “documento político” al que se refería el líder sindical es una declaración aprobada a principios de año por un congreso ordinario de la COB, en el que esta organización ratificó su alianza con el Gobierno y proclamó la candidatura de Morales a un cuarto mandato consecutivo.

Huarachi dijo que el “ampliado” dio un plazo de 15 días para que el Gobierno modifique el reglamento de segundo aguinaldo, aunque no precisó la fecha del congreso extraordinario que se realizaría en plena campaña de las elecciones primarias del 27 de enero, paso previo a las generales de octubre de 2019.

La decisión del “ampliado” de la COB resultó de un largo debate en el que la mayoría de los sectores sindicales rechazó el reglamento del pago del segundo aguinaldo, un bono extraordinario decretado por el Gobierno como premio por el alto crecimiento del Producto Interno Bruto, 4,61 por ciento en el año que finalizó en junio.

La reunión rechazó las medidas con que el Gobierno trató de atender la preocupación de los empresarios por el impacto del doble aguinaldo: que éste sea pagado hasta marzo venidero, 85% en efectivo y el saldo en especies, y que beneficie sólo a los que ganan hasta 15.000 bolivianos (2.155 dólares) mensuales.

Huarachi dijo que el “ampliado” decidió también mantener su demanda de renuncia de los ministros de Economía, de Planificación y de Trabajo, a los que señaló como responsables del conflicto.

“Hemos visto con suma preocupación que algunos ministros defienden más a los empresarios, hemos visto esto como una traición a los trabajadores”, afirmó el líder sindical, un minero de Huanuni, el principal centro productor de estaño del país.

Agregó que los delegados de la mayoría de los sectores afiliados a la COB consideraron que el reglamento del pago del segundo aguinaldo contradecía a un acuerdo firmado en abril entre el Gobierno y la COB, en el que se definió el aumento salarial general de 5,5 por ciento de este año.

Para firmar ese acuerdo, “muchos sectores han renunciado al incremento salarial (…) han preferido percibir el doble aguinaldo a percibir un incremento salarial”, señaló.

Añadió que en el congreso extraordinario de enero la COB debatirá un “plan de lucha” para asegurar el cumplimiento de los convenios firmados con el Gobierno sobre diversos temas, incluido el plan de un seguro universal de salud. (Sputnik)

zzz/caq/pa

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.