Expresidenta argentina acusa a juez y a fiscal de realizar actividades delictivas

La expresidenta y senadora argentina Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) acusó al juez federal Claudio Bonadío y al fiscal Carlos Stornelli de emprender “verdaderas actividades delictivas” con el supuesto invento de pruebas en su contra al declarar como indagada este lunes en los tribunales federales de Buenos Aires.

Bonadío y Stornelli llevan adelante “verdaderas actividades delicticas”, acusó la exmandataria en el escrito que presentó para las ocho declaraciones indagatorias que tuvo durante la jornada.

La legisladora afirmó que su procesamiento “ya está definido”, y rechazó las acusaciones que pesan sobre ella en cada una de las ocho causas judiciales por las que fue llamada a declarar en un hecho inédito en los tribunales de la capital argentina.

“Han quedado en evidencia las gravísimas irregularidades -por no decir verdaderas actividades delictivas- que fueron llevadas a cabo por el juez y por el fiscal para tratar de inventar pruebas en mi contra”, afirmó la senadora en su descargo, que ella misma hizo público.

Fernández de Kirchner se refirió en especial a la causa “de los cuadernos” que la acusa de liderar una asociación ilícita encargada de crear una red de sobornos entre el Estado y las principales empresas del país y la tildó de “bochornosa y escandalosa”.

Las personas que fueron detenidas en este caso fueron presionadas y obligadas “a recitar un libreto que ya estaba armado, esto es: que los anteriores gobiernos constituían una ‘asociación ilícita’, remarcó.

La expresidenta aludió también al falso abogado Marcelo D´Alessio, procesado con prisión preventiva y detenido por haber cobrado una coima a un empresario, Pedro Etchebest, invocando el nombre del fiscal Stornelli.

“Tanta ha sido la impudicia de semejante proceder que estos operadores judiciales quedaron atrapados en su propia torpeza”, señaló.

La legisladora se refirió además a uno de los expedientes judiciales que investiga la importación de gas licuado durante su Gobierno, causa en la que la Cámara de Apelaciones del fuero revocó todos los procesamientos dictados en el caso y dispuso la falta de mérito de todos los imputados “dado que la decisión de Bonadío, impulsada por Stornelli, se basaba en una pericia falsa”.

“Sí, tal cual se lee: jueces y fiscales armando causas y metiendo gente con pericias falsas”, indicó.

El próximo 21 de mayo se celebrará el primer juicio contra Fernández de Kirchner por presuntas irregularidades en la concesión de obra pública durante su gestión en la provincia de Santa Cruz (sur), de un total de cinco procesos en su contra que ya cerraron su etapa de instrucción. (Sputnik)

zzz/adp/df

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.