ONU: ataques israelíes contra protestas en Gaza pueden ser crímenes de guerra

Los ataques de los soldados israelíes contra las manifestaciones que se efectúan desde hace casi un año en la frontera entre Gaza e Israel, en los que murieron unos 190 palestinos, podrían ser “crímenes de guerra o contra la humanidad”, según destaca el informe que presentó este jueves en Ginebra la comisión independiente de la ONU que investiga esos hechos.

La comisión “tiene bases razonables para creer que durante la Gran Marcha del Retorno los soldados israelíes cometieron violaciones de los derechos humanos y la ley humanitaria, en algunos casos que constituyen crímenes de guerra o contra la humanidad, y deben ser inmediatamente investigadas por Israel”, afirmó el presidente de la comisión, el argentino Santiago Cantón.

Entre las víctimas mortales de las protestas, que piden el final del bloqueo israelí sobre Gaza hay 35 niños, también trabajadores sanitarios y dos periodistas, según indica el documento.

Los resultados de la investigación se presentaron en la 40 sesión del Consejo de Derechos Humanos, que comenzó con la proyección de una serie de vídeos de las manifestaciones en Gaza y una descripción de los incidentes relacionados con muertes y lesiones de palestinos.

Cantón señaló que su comisión había llegado a la conclusión de que la gran mayoría de los manifestantes palestinos estaban desarmados y lamentó que el gobierno israelí no hubiera cooperado en la investigación.

Entre los niños muertos, varios habían recibido impactos de bala. Los soldados también dispararon a una persona discapacitada en silla de ruedas y a periodistas claramente identificados como tales.

La miembro del Consejo de Derechos Humanos Sara Hussein confirmó que el organismo cree que Israel sabía que se trataba de niños y periodistas y, sin embargo, les disparó.

“No hay justificación para disparar a niños y personas discapacitadas que no suponen ningún riesgo”, dijo Hussein.

El comité de investigación, que también destacó el daño que algunos manifestantes causaron a soldados israelíes en los enfrentamientos, se estableció en mayo del año pasado tras el aumento del número de víctimas mortales en las manifestaciones de Gaza.

Veintinueve países miembros del Consejo de Derechos Humanos de la ONU apoyaron la investigación, incluidos España y Bélgica.

Estados Unidos y Australia se opusieron a iniciar la investigación, mientras que Hungría, Gran Bretaña, Alemania, Eslovaquia y Croacia se abstuvieron. (Sputnik)

aa/pd

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.