Estados Unidos ordena a Boeing realizar mejoras urgentes en el modelo 737 MAX

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) anunció este lunes que supervisa la implementación de una serie de mejoras en el sistema de control de vuelo de los Boeing 737 MAX, que se concretarán en una directiva de cumplimiento obligatorio próximamente.

Tras el reciente accidente de un Boeing 737 MAX de Ethiopian Airlines cerca de Adís Abeba, la FAA envió un equipo para ayudar a las autoridades etíopes a esclarecer las circunstancias.

“Todos los datos se examinarán detenidamente durante esta investigación, y la FAA tomará las medidas apropiadas si los datos indican la necesidad de hacerlo. Informes externos están esbozando similitudes entre este accidente y el del vuelo 610 de Lion Air del 29 de octubre de 2018. Sin embargo, esta investigación acaba de comenzar y hasta la fecha no se nos han proporcionado datos para sacar conclusiones o tomar medidas”, señala el ente en su comunicado.

En el documento, la FAA dice asimismo que supervisa una serie de “mejoras en el sistema de control de vuelo” por parte de Boeing y anticipa que estos cambios de diseño, incluyendo varias mejoras del sistema MCAS (Maneuvering Characteristics Augmentation System), se harán obligatorios mediante una directiva de aeronavegabilidad (AD), a más tardar en abril de 2019.

El domingo pasado, un Boeing 737 MAX de Ethiopian Airlines con 157 personas a bordo desapareció de los radares seis minutos después de despegar del aeropuerto internacional de Adís Abeba.

La aeronave se estrelló cerca de Bishoftu, a unos 47 kilómetros de la capital etíope, todos sus ocupantes murieron.

Fue el segundo accidente de un Boeing 737 MAX ocurrido en los últimos meses, después de que un avión de la aerolínea indonesia Lion Air, con 181 pasajeros y ocho tripulantes, cayera en el mar de Java el 29 de octubre pasado pocos minutos después de haber despegado de Yakarta. Tampoco hubo supervivientes en aquel siniestro.

Un total de 59 compañías a lo largo del mundo operan hoy 387 aviones Boeing 737 MAX, según la Administración Federal de Aviación de EEUU (FAA).

Países como China y Singapur, así como varios operadores, entre ellos Aeroméxico y Aerolíneas Argentinas, suspendieron los vuelos de estos aviones.

Las cotizaciones de Boeing cerraron este lunes con una caída del 5,4 por ciento en Wall Street, lo que equivale a una pérdida de más de 12.800 millones de dólares, y en el transcurso de la jornada bursátil habían retrocedido un 12 por ciento, su mayor descenso desde los atentados del 11 de septiembre de 2001. (Sputnik)

fv

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.