Nuevo hallazgo apunta al Ejército en desaparición de 43 estudiantes en México

El hallazgo de nuevos videos que muestran la presunta relación con el Ejército de uno de los 43 estudiantes normalistas de la escuela rural de maestros de Ayotzinapa, secuestrados por policías y desaparecidos desde septiembre de 2014, es evidencia de que la Defensa Nacional no ha entregado toda la información, dijeron los abogados de las familias este miércoles.

Los videos, revelados en un programa radial de noticias, “confirman que la Secretaría de la Defensa no entregó ni ha entregado toda la información con que cuenta sobre el caso Iguala y su contexto”, dijo el jesuita Centro de Derechos Humanos ‘Miguel Agustín Pro Juárez S.J.’.

Los videos y la información contenida en ellos eran desconocidos hasta este momento por los abogados de las organizaciones representantes de las familias.

Julio César López Patolzin, uno de los 43 desaparecidos, era soldado en activo y realizó trabajos de espionaje para el Ejército “hasta el día de la desaparición”, informó el presentador del noticiario.

“En este video se ve a militares pagar a su madre, Joaquina Patolzin, una quincena pendiente y ofrecer información de él”, escribió el periodista Ciro Gómez Leyva de Radio Fórmula y el noticiario de TV Imagen en su cuenta de Twitter (@CiroGomezL).

Las imágenes “fueron difundidas sin consentimiento ni conocimiento de la madre de familia videograbada, a sólo dos días de la formalización del anuncio del nuevo mecanismo de seguimiento de la CIDH”, que fue ratificado por el nuevo Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, indican los abogados del centro en un comunicado.

Los videos difundidos este miércoles en el noticiario “confirman que el Ejército cuenta con información adicional sobre el caso que a más de cuatro años y medio de los hechos no se ha brindado a la Procuraduría General de la República, ni mucho menos se ha dado a conocer a las familias y a sus representantes legales”.

El centro administrado por jesuitas señala que es “innegable que el material revelado hoy (13 de marzo) fue grabado en instalaciones militares y proviene de una grabación de personal del Ejército”.

El coronel que aparece en el material no ha rendido declaración en la investigación federal del caso y la muestra de sangre extraída por personal castrense a la madre del estudiante Julio César López Patolzin, “no obra en los expedientes de la Procuraduría, lo cual sugiere la posible existencia de una investigación paralela en el ámbito militar”. (Sputnik)

Zzz/vf/pa

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.