Ley antiencapuchados: Senado aprueba en general proyecto de ley

Durante la sesión 77 del miércoles 27 de noviembre, al rededor de las 23:30 horas, el Senado aprobó la moción que establece el "el ocultamiento de la identidad como tipo penal, circunstancia agravante y caso de flagrancia".

El proyecto presentado en septiembre del año pasado por los senadores Felipe Kast, Andrés Allamand, Felipe Harboe, José Miguel Insulza y Víctor Pérez, fue aprobado por 22 votos a favor, 11 en contra y dos abstenciones.

El texto calificado con “discusión inmediata” por Piñera, como parte de su agenda de seguridad, señala que “la garantía constitucional relativa a la libertad de reunión de las personas, debe realizarse en forma pacífica”.

A raíz de esto, se pretende aumentar las sanciones contra quienes realicen delitos durante actos o concentraciones públicas o contra personas y en dicha instancia oculten su identidad.

De esta forma, se establece que existirán sanciones que parten de los 541 días a 3 años y 1 día. Asimismo en el caso de los delitos contra las personas, se reconoce como agravante el uso de capucha u otros elementos semejantes con el fin de ocultar la identidad.

Durante al sesión, el senador Harboe entregó los detalles del texto legal que se acordó sancionar solo en general, “porque se requieren hacer algunas modificaciones y acuchar a académicos en materia penal” y dejó constancia que la desigualdad ha sido uno de los factores fundamentales de la crisis social.

El proyecto también fue apoyado por el senador Chahuán, quien calificó la iniciativa como de “suma importancia”. “Creemos que es absolutamente necesario avanzar en esta materia”, acotó.

“Agenda de represión”

La senadora Yasna Provoste señaló que el gobierno ha sido incapaz de tomar a tiempo las medidas que se requieren. “Por eso hacemos un llamado a cambiar el eje de su agenda que ha sido la represión. Debemos pasar a una agenda de verdaderos cambios”, expresó.

En esta misma línea, el senador Latorre calificó como equivocado el proyecto, asegurando que “se apaga el fuego con bencina”. Manifestó que este tipo de medidas no rinde frutos porque “lo que se debe hacer es focalizar el uso de la fuerza contra aquellos que sí hacen desorden. Vemos un populismo penal que quiere dar señales pero éstas son no son efectivas. Hay que perseguir conductas delictivas reales y este proyecto no aporta”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.