Libros en cestas básicas de comida, el proyecto que fomenta la lectura en favelas brasileñas

Con el objetivo de facilitar el acceso a la lectura en las favelas de Brasil, el publicista brasileño Mateus Santana creó hace un año el proyecto "Bienal da Quebrada", que entrega libros en cestas básicas de comida a las comunidades más vulnerables del país, y que debido a la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) ha tenido que readaptarse.

La “Bienal da Quebrada” celebró el jueves pasado su primer aniversario, en el que ha entregado miles de libros donados en favelas brasileñas, en un intento de inculcar el hábito de la lectura entre aquellas personas que menos lo hacen.

“Nuestra misión es la democracia de oportunidades. Llevar a las favelas y periferias la literatura y un evento literario que dialogue en la lengua de quien tuvo el acceso negado. Las bienales ocurren siempre en los grandes centros, la distancia geográfica y social aparta estos eventos de las personas que viven en las periferias, y aunque haya un intento de inclusión, se hace de tal manera que quien viene de los suburbios no se siente perteneciente a estos espacios”, explicó Santana.

Campaña de Autoras Chilenas lleva libros a la comunidad

Durante su primer año, la “Bienal da Quebrada” entregó unos 4.000 libros en las favelas de todo Brasil, con la ayuda de unos 70 voluntarios.

La mayoría de las entregas se hacen en las dos mayores ciudades del país: Sao Paulo y Río de Janeiro, y en el Distrito Federal.

Con la llegada de la pandemia de COVID-19, la iniciativa tuvo que readaptarse, al realizar menos entregas de libros para no comprometer la salud de sus voluntarios.

“Como el aislamiento y las condiciones no eran las mejores para ir a las comunidades a repartir libros, optamos por asociarnos con entidades que reparten cestas básicas de comida entre los más desfavorecidos, y damos un libro en cada cesta”, comentó Santana.

Explicó que una de las estrategias es invitar a las personas a leer al preguntarles si les gustaría tener un libro, ya que el público al que se dirige el proyecto no tiene proximidad con la lectura.

“Cuando les ofreces un libro, nadie suele negarlo. La receptividad que sentimos es muy buena”, destacó.

Nacido y creado en una periferia de Brasilia, Santana fue el primer miembro de su familia en finalizar los estudios universitarios, y defiende la importancia de estimular a las personas a leer.

“El libro es una necesidad básica. El conocimiento formal, de la escuela, ya es difícil para nosotros. Si no fuera por nosotros, que venimos de este territorio e intentamos incentivar la lectura, estas personas difícilmente leerían”, subrayó.

El publicista afirmó que “uno de los objetivos del proyecto es traer protagonismo de autores y autoras de las periferias de Brasil, traer sus vivencias y desafíos para escribir. En las bienales del país, estos autores apenas tienen espacio, con lo cual es difícil dar a conocer al gran público sus varias formas de comunicar”.

Para Santana, “democratizar el acceso a la lectura es dar oportunidades, dar protagonismo a otras narrativas que ya fueron o están siendo creadas pero que todavía no tienen un espacio dentro del mercado literario, y con ello buscamos atraer el interés de las personas que viven en las favelas y periferias, para la literatura y otras formas de arte”, comentó.

Santana cuenta que su gran aspiración es “poder realizar una bienal literaria en las periferias del país, aunque todavía no tenemos el dinero para ello. Decidí que la falta de dinero no sería un impedimento para hacer llegar la literatura a las favelas, y creo que el balance de nuestro primer año es muy positivo”.

“Son miles de personas con libros en las manos, con una sonrisa en la cara, con la posibilidad de descubrir un nuevo mundo. Queremos hacer más, involucrando a más personas, tanto para leer como para ayudar a distribuir los libros entre los más desfavorecidos”, comentó.

Fuente: Xinhua

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.