Malestar en hinchada de Unión Española por trato vejatorio en Santa Laura

Los simpatizantes rojos reclaman contra la dirigencia por la forma en que fueron tratados antes y después del encuentro contra Universidad de Chile.

La hinchada de Unión Española, tanto la que acude a Andes como a la galería, está muy molesta con la dirigencia hispana y las Fuerzas Especiales de Carabineros por el trato vejatorio que sufrieron el sábado antes y después del partido contra Universidad de Chile.

El malestar ya se había producido durante la semana, al conocerse el precio de las entradas y que la visita tendría acceso a más de la mitad de estas. Sin embargo todo empeoró el día del partido.

“Nos arrinconaron con vallas papales, fuerzas especiales, guardias de seguridad y tuvimos que esperar, en nuestro estadio, cuando finalizó el partido, unos 40 minutos encerrados y sin acceso a baños”, relató un  airado hincha hispano a El Periodista.

A propósito de esta situación la directiva del Club Deportivo y Social Unión Española emitió na declaración, la que fue conocida esta tarde.

Según relata los simpatizantes rojos, las FFEE de Carabineros se desentendieron de la barra azul y la emprendieron contra los pocos hispanos que se atrevieron a llegar hasta el Santa Laura para alentar a su equipo. Denuncian, incluso, que  uno de los suyos fue golpeado por los uniformados, cuando defendió el lienzo que llevaba para la barra. Los de Abajo, por su parte, ingresaron todo lo que quisieron al estadio de Independencia.

“Los delincuentes nunca han estado en nuestra hinchada. El sábado, Los de Abajo, tenían 20 lienzos o más colgados, lanzaron objetos cuando la UE se retiró de la cancha, pero nada hizo la policía porque le temen al lumpen azul y se excusan de su mala gestión, agrediendo a Unión y su hinchada”, señaló otro hispano que asistió a ver el empate a un gol entre rojos y azules.

Otro hincha relató que lo del sábado fue una falta de respeto a la hinchada roja. “En Tribuna Andes, llegaron niños, mujeres y adultos mayores, que tuvieron que apiñarse como un rebaño de ovejas rodeado de lobos. Claro, no eran lobos, era un gran número de hinchas azules, varios cientos de delincuentes y un buen puñado de carabineros que impidieron, por bastantes momentos, ver el partido”, señaló.

El mal trato, a pesar de ser locales, se lo adjudican los hinchas a la despreocupación de la dirigencia de Unión Española con su gente. “Si por inseguridad, elevados costos y humillante trato al local, quieren alejar al hincha de Unión de su estadio, créeme -si siguen existiendo este tipo de medidas-, que lo lograrán a plenitud”, comentó a El Periodista un hincha rojo.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.