Miguel Torres Chile celebra 40 años de pasión por la viticultura chilena

La agricultura orgánica, el comercio justo y la innovación, desde el respeto por la tradición, son los pilares fundacionales de la bodega

En 1979, la llegada de Familia Torres al valle de Curicó contribuyó a dinamizar la viticultura chilena, con el aporte de importantes innovaciones enológicas para esa época, rescate de variedades olvidadas, desarrollo de la agricultura ecológica y proyectos orientados al comercio justo.

 

Miguel A Torres, cuarta generación de Familia Torres.

Miguel Torres Chile cumple hoy 40 años desde su fundación y se ha consolidado como una de las bodegas de referencia del país, distinguida como ‘Viña del año 2018’ por la asociación Vinos de Chile.
Cuenta con un equipo de más de 200 colaboradores y tiene 400 hectáreas de viñedo en propiedad, repartidos en ocho fundos en las regiones de Maule, Bío-Bío y Ñuble. Elabora cerca de diez referencias de vino y el pisco El Gobernador, que se comercializan en más de 115 países.

Vinos singulares

Uno de los capítulos más apasionantes de los 40 años de trayectoria de Miguel Torres Chile ha sido el descubrimiento de variedades relegadas al olvido y viñas ancestrales que dan lugar a vinos únicos. Miguel Torres Maczassek –Presidente Ejecutivo de Miguel Torres Chile desde fines de 2009 y 5ª generación de la familia– describe a Manso de Velasco, la viña de parras de cabernet sauvignon de más de 115 años que da lugar al primer tinto icono que presentó la bodega chilena, como “un superviviente de la revolución agrícola”.

Por otra parte, la recuperación de la uva país, con la que se elabora el espumante rosado Estelado y La Causa País, han sido también otra de las grandes contribuciones de la bodega a la viticultura chilena. Su apuesta por esta cepa histórica ha supuesto un apoyo fundamental para el trabajo de miles de agricultores.

         Finca Empedrado de Miguel Torres Chile.

 

Uno de sus principales aportes a la viticultura chilena es la recuperación de variedades ancestrales como las cepas país y carignan

En la filosofía que defiende Miguel Torres Chile de recuperar las variedades tradicionales se enmarca también el recate de la carignan, que en el valle del Maule ofrece una expresión singular, con cepas centenarias.

            Viñedo Santa Digna, certificado como Comercio Justo,

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.