Modelo de negocio de luminarias en La Reina podría colapsar financieramente

El municipio optó por financiar el pago del cambio de más de 10 mil puntos del alumbrado público con el ahorro que generaría el nuevo sistema, cuestión que algunos expertos creen que es una apuesta arriesgada y que no funcionará.

El país vive una serie de licitaciones, en diversas comunas, de decenas de miles de luminarias, negocio que alcanzaría una cifra cercana a los 2 mil millones de dólares y que abrió el apetito a proveedores y empresas, algunas de la cuales ni siquiera estaban en el mercado o lo habían abandonado hace muchos años.

Las bases de todas estas licitaciones -hoy día están abiertas Santiago, Valdivia y Concepción, entre otras-, han sido fruto de observaciones para evitar ambigüedades y que las mismas terminen favoreciendo a alguno de los interesados.

En Concepción por ejemplo, a raíz de una serie de preguntas de los oferentes, el municipio optó por abrirse a la competencia y rehacer algunas de los requisitos.

En Santiago, ver nota, el proceso que finaliza el 28 de mayo está siendo objeto de cuestionamientos técnicos porque algunas de las condiciones favorecen a las distribuidoras, especialmente a Enel.

En la comuna de La Reina, mientras tanto, donde la licitación de 10 mil 373 luminarias, con un costo total de 7 mil 200 millones de pesos y a pagar en 120 cuotas de 60 millones de pesos, se optó por un sistema que es una verdadera apuesta, ya que el municipio argumenta que el ahorro que genere el nuevo sistema entregará los recursos suficientes para las cuotas de los próximos 10 años.

“Mejorar la iluminación en distintos sectores de la comuna con el fin de brindar un contexto ideal para la seguridad de nuestros barrios es una de las prioridades de la gestión municipal. En esa línea, a fin de año comenzaremos la ejecución de un ambicioso proyecto de renovación de luminarias LED, reemplazando las actuales de sodio amarillas por blancas de alta intensidad. Esto, a partir del modelo ESCO (Energy Services Companies), enfocado en la eficiencia energética, reduciendo la inversión en alumbrado público en base a gestión de buen uso de la energía” señaló en su oportunidad el municipio.

En la licitación para la instalación de nuevas luminarias de tecnología LED, que incluyen una solución de remotización de control para bajar su intensidad, prenderla o apagarla, solo habrían participado 3 empresas, quedando fueras otros actores, con más experiencia. Ello porque, ante la solicitud, se percataron que el cálculo de ahorro que estimaba la municipalidad no lograría cubrir los 60 millones mensuales, quedando en manos de futuros alcaldes el pago o no de esa cifra, convirtiéndose en una riesgo para la empresa ganadora. Ello, además, porque al solicitar potencias fijas en la licitación, no se permitió ofertar productos que verdaderamente generen mayor ahorro.

NEC, sin embargo, se adjudicó la instalación y mantenimiento, la que se presenta como una solución innovadora (y más económica) para la comuna.

“La conclusión, es que en este proyecto no se logra generar un ahorro que le permita al cliente pagar mensualmente y por 120 meses, la cuota mensual adjudicada. Una demostración de esto, es que ningún actor regular de los proyectos a 120 meses como éste, participó en esta licitación. Lo hicieron solamente 3 empresas que no poseen experiencia en estos procesos. Por lo tanto, la Reina no es un proyecto autofinanciado”, señala un informe al que tuvo acceso El Periodista.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.