Piden a alcalde investigar si ex dueños de Divine administran locales LGBTI en Concepción

Arturo Masafierro y Nelson Arellano inventaron que el incendio de la discoteca de Valparaíso, donde perdieron la vida 16 personas en 1993, fue producto de un atentando homofóbico. Tribunales, tras una investigación del Movilh, concluyó que la responsabilidad del siniestro fue de sus administradores los mismos que ahora tendrían negocios en Concepción.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh-Valparaíso) solicitó hoy a alcalde de Concepción, Álvaro Ortiz, que investigue si los dueños de la discoteca Divine, donde el 4 de septiembre de 1993 perdieron la vida 116 personas producto de un incendio, administran locales para la población LGBTI o heterosexual del sur de Chile.

A un día de cumplirse 26 años de la tragedia en el puerto, el vocero de Movilh-Valparaíso, Diego Ríos, sostuvo que “hemos recibido información, de distintas fuentes,  que tras el incendio los ex dueños de la discoteca Divine han administrado, de manera directa o indirecta y de forma discontinua locales nocturnos, lo cual es un peligro público, si es que no son permanente revisadas sus medidas de seguridad. No podemos permitir otra tragedia”.

En tal sentido, el Movilh-Valparaíso pidió hoy el edil  Ortiz que indague  si el dueño de la Divine, Nelson Arellano Arellano y el ex regente Arturo Masafierro Lira, figuren propietarios o administradores de cualquier local comercial, diurno o nocturno, donde asistan público en Concepción.

De ser así manifestaron que “pedimos que se investigue  si estos sujetos  están cumpliendo con todas las medidas de seguridad para lo asistentes que exigen tanto el municipio, como Bomberos y la Superintendencia de Electricidad y Combustible (SEC).”

Tras el incendio de la Divine tanto Masafierro como Arellano responsabilizaron del siniestro a un atentado homofóbico y se concertaron con sus empleados para que defendieran tal hipótesis.

Luego de una investigación cursada por el Movilh el caso logrí reabrirse en 2003 concluyendo en 2010 la justicia que el incendio se provocó por las pésimas condiciones del local, como fueron: instalaciones eléctricas fraudulentas;  cobertura de  las paredes y techos de la zona de acceso con cubrepiso pegada con agorex; el cual es de fácil de combustión; puertas de escape no habilitadas  que abrían hacia dentro  y estaban cerradas con cadena, candado y pestillo, todo lo cual incrementó el número de lesionados y víctimas fatales.

Por todo ello, los responsables del local fueron acusados por los tribunales de cuasidelito de homicidio, pero dado que las causas del siniestro se conocieron 17 años más tarde, las penas estaban prescritas

“Hoy, a 26 años de la tragedia, los responsables de la misma jamás han pedido disculpas a las víctimas, lo cual además de reflejar insensibilidad e irresponsabilidad extrema, no da ninguna garantía de que estas personas garanticen seguridad a clientes en ningún local del cual sean administradores o dueños, más aún al recordar que falsearon  información  para ocultar su responsabilidad en la muerte de 16 personas”, concluyó Movilh-Valparaíso.

Toda la información la respecto la encuentra en esta investigación la puedes encontrar acá.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.