Presidenta Bachelet inaugura el esperado Museo de la Memoria y Derechos Humanos

museoLa Presidenta de la República, Michelle Bachelet, inauguró oficialmente el Museo de la Memoria y los DDHH, lugar destinado a mostrar documental y testimonialmente los hechos ocurridos en Chile, entre 1973 y 1990. La ceremonia fue interrumpida por protestas de activistas mapuches.

Casi un millar de personas, entre ellas familiares de detenidos desaparecidos, ministros de Estado, los ex presidentes Patricio Aylwin, Eduardo Frei y Ricardo Lagos, así como el escritor peruano Mario Vargas Llosa, acompañaron a la mandataria en la inauguración del museo de la Memoria y los Derechos Humanos, un espacio de 8 mil metros cuadrados que será un testimonio contra la opresión y que guardará documentos y testimonios, así como otros objetos, que muestran el horror de los 17 años de dictadura.

BacheletEn la oportunidad, después de hacer un recorrido por el nuevo museo acompañada de los tres ex presidentes de la Concertación, Michelle Bachelet, sostuvo que le costaba “describir las emociones que se aglomeran esta tarde, pero me he sentido acompañada de la historia y de nuestro pueblo, representado en estos tres hombres justos que han hecho el recorrido junto a mí”.

“La inauguración de este Museo es una poderosa señal del vigor de un país unido, que se funda en el compromiso compartido de nunca más volver a sufrir una tragedia como la que en este lugar siempre” añadió la Presidenta.

Subrayó que la tragedia vivida “desde el primer día sumó la negación y el ocultamiento al dolor del cautiverio o la muerte, en la que se asociaron la crueldad y la mentira, el odio y la indiferencia, el fanatismo y la intolerancia y que asoló a un país en crisis, profundamente dividido y confrontado, que no fue capaz de superar sus diferencias en los marcos de la democracia”.

Al respecto, precisó que “la tragedia puede tener muchas explicaciones, pero ninguna justificación”, remarcando que “por ningún motivo alguien puede decir que la crisis pudiera justificar las graves y sistemáticas violaciones a los derechos humanos, porque en cualquier circunstancia, incluso la más crítica, los seres humanos estamos obligados al discernimiento ético”.
En su intervención, la Presidenta Bachelet reconoció que “no podemos cambiar nuestro pasado; sólo nos queda aprender de lo vivido”, agregando que ello es también “una oportunidad y un desafío que sólo es posible a partir de la memoria, es decir, mediante el recuerdo de los contemporáneos y su transmisión a las nuevas generaciones”.
Explicó que “hacerlo así nos hace mejores, más fuertes, porque nos advierte acerca de los caminos que nunca más debemos andar como país”, ya que “este Museo es un espacio para la construcción de las memorias en Chile” y “un espacio público para conocer, valorar y aprender”.
Finalmente, la Mandataria agradeció “a cada uno y cada una de quienes han hecho realidad el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, con un esfuerzo y dedicación que aprecio y admiro en todo lo que vale”. Sostuvo que “su incansable labor de recopilación y análisis de los testimonios y de los indicios dejados por víctimas y victimarios, permitieron establecer los hechos y sus responsables, así como ir tomando plena conciencia de la profundidad del daño causado al país”.
El Museo –cuya primera piedra fue puesta por la Jefa de Estado en diciembre de 2008- corresponde a un proyecto Bicentenario que reúne en tres pisos, diversos documentos, testimonios, objetos y material audiovisual sobre dicho periodo. Su directora ejecutiva será la ex ministra Romy Schmidt quien, hasta hace una semana, se desempeñaba en la cartera de Bienes Nacionales.
El lugar Tiene 5.500 metros cuadrados construidos, además de una plaza de 8 mil metros cuadrados. Posee un Centro de Documentación destinado a la difusión ciudadana, una biblioteca especializada, un auditorio y la Plaza de la Memoria, además de estar conectado a la estación del Metro Quinta Normal.

REACCIONES

Si bien la ceremonia se desarrolló con normalidad, el acto fue opacado cuando una parte minoritaria de los asistentes abucheó al escritor Vargas LLosa, quien apoyó la candidatura del empresario Sebastián Piñera, llamándolo a viva voz que abandonara el recinto.

Katherine CatrileoOtro momento de tensión se vivió cuando la hermana del comunero mapuche asesinado por Carabineros, Matías Catrileo, junto a una mujer desconocida, treparon a una torre de luces y desde ahí reclamaron la libertad de los presos políticos de su etnia. Ambas manifestantes fueron bajadas a la fuerza y detenidas por Carabineros.

La presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Lorena Pizarro, mientras tanto reconoció que su construcción es un avance, pero criticó la incorporación de figuras de la derecha al directorio de la Fundación de la que dependerá el museo.

Se trata de Oscar Godoy, cientista político y coordinador del grupo Tantauco, de Piñera. Además está el director del Centro de Estudios Públicos, Arturo Fontaine, quien fue presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica luego del golpe militar.

La inclusión de estos personajes no sería al azar, puesto que la idea es integrar a todas las posiciones políticas, para demostrar unidad nacional en la constante que reza “Nunca Más”.

2 Comentarios
  1. […] de Chile Hace 1 minuto | por Camilo Arce  Una especial polémica trajo la inauguración del Museo de la Memoria, que será guiado por un directorio en el que están incluidas un par de personalidades de una […]

  2. Carlos Dias dice

    Los arquitectos del Museo son: Carlos Dias (Brasil), Lucas Fehr (Brasil), Mario Figueroa (Brasil) e Roberto Ibieta (Chile).

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.