Violadores de los DDHH podrán salir en libertad condicional sin arrepentirse

El Tribunal Constitucional (TC) rechazó el requerimiento de inconstitucionalidad interpuesto por un grupo de parlamentarios de derecha, que intentaba impugnar una ley que exige requisitos más altos para que los violadores de los DDHH puedan verse beneficiados con la libertad condicional.

“Por unanimidad, se rechazan los requerimientos respecto del artículo 3 bis, incisos primero, segundo letra a, y tercero, y del artículo 12, con los entendidos que se indicarán en la sentencia”, consignó el TC a través de un comunicado.

En noviembre de este año, el Congreso aprobó un proyecto de ley que imponía requisitos especiales para dificultar que los violadores de derechos humanos condenados pudieran optar al beneficio carcelario de la libertad condicional.

A finales de ese mes, un grupo de parlamentarios de derecha decidió impugnar este proyecto, e interpuso un recurso de inconstitucionalidad ante el TC.

Este jueves el TC falló al respecto y rechazó el recurso, manteniendo la mayoría de los requisitos: haber cumplido dos tercios de la condena, colaborar sustancialmente en el esclarecimiento de los delitos y haber aportado antecedentes serios y efectivos.

Sin embargo, el TC acogió uno de los puntos del requerimiento que pedía declarar inconstitucional el artículo de la ley que exigía a los criminales de lesa humanidad manifestar su arrepentimiento de manera pública.

Esta última decisión no fue unánime: cinco integrantes votaron a favor y cinco en contra, siendo finalmente el presidente del TC, Iván Aróstica, quien dirimió a favor del recurso.

El tema de las libertades condicionales cobró relevancia a mitad de este año, cuando la Corte Suprema otorgó este beneficio a siete exagentes de la dictadura de Augusto Pinochet que cumplían condena.

En octubre, otros dos presos recibieron este mismo beneficio.

Actualmente, 174 exagentes de la dictadura cumplen condena por delitos de lesa humanidad, y la mayoría están recluidos en Punta Peuco.

Durante la dictadura de Pinochet cerca de 28.000 personas fueron torturadas, 3.197 fueron asesinadas y unas 200.000 fueron obligadas al exilio, según cifras oficiales. (Sputnik)

zzz/fb/ry

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.