Insulza califica de “personal e inconsulta” postura de Piñera hacia Venezuela

El ex secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y senador PS, José Miguel Insulza, se mostró crítico con la presencia del presidente Sebastián Piñera en la frontera colombo-venezolana el pasado 23 de febrero, donde participó en el fallido intento de ingresar supuesta ayuda humanitaria a Venezuela.

“Chile no es uno de los países más grandes de Sudamérica. No tenemos envergadura para actuar por nuestra cuenta. Nuestra fuerza radica en respetar el derecho internacional. Esto es saltarse la tradición en política exterior de Chile”, dijo en una entrevista a la agencia Sputnik.

Insulza, senador chileno y ex canciller entre 1994 y 1999, afirmó que “el presidente no debería haber participado, tomando una decisión inconsulta”.

“Piñera toma sus decisiones de manera estrictamente personal, pero países como el nuestro deben ser consistentes”, opinó.

El senador socialista fustigó el uso político de la ayuda humanitaria en medio de la grave crisis que enfrentan los venezolanos.

“La ayuda humanitaria, según la Cruz Roja y la ONU, debe ser neutral y no se puede mezclar con temas políticos. La mayor parte de las actividades que tuvieron lugar con el intento del ingreso de la ayuda era una mezcla con cuestiones políticas. Era obvio que no iba a entrar la ayuda. Los militares venezolanos no iban a permitir eso en su país. Fue una operación política muy peligrosa, porque podría haber desembocado en el pretexto para una intervención militar”, adujo.

El 23 de febrero, la oposición venezolana intentó ingresar cargas humanitarias donadas por EEUU y otros países desde Colombia, pero el esfuerzo fue infructuoso.

Venezuela reitera que en el país no hay crisis humanitaria y que en el marco del derecho internacional se procede a una ayuda humanitaria solo en caso de catástrofes naturales y conflictos armados.

El 5 de enero, el diputado opositor Juan Guaidó fue elegido presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Parlamento unicameral en desacato desde 2016.

El 23 de enero, dos días después de que el Tribunal Supremo anulara su designación, Guaidó se autoproclamó “presidente encargado” de Venezuela, apelando a un artículo constitucional que prevé esa figura.

El presidente de la nación caribeña, Nicolás Maduro, quien asumió su segundo mandato el 10 de enero tras unas elecciones que la oposición boicoteó, calificó la declaración de Guaidó de intento de golpe de Estado y responsabilizó a EEUU de haberlo orquestado. (Sputnik)

td/sb/pd

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.