Poeta Anne Carson recibirá de manera virtual el Premio Princesa de Asturias

La poeta, profesora de literatura clásica en la Universidad de Michigan, traductora, ensayista y candidata a la misma categoría del Nobel que hace unos días distinguió la obra de otra poeta, Louise Glück, se ha dedicado al dibujo desde adolescente y concibe la escritura como una sucesión de imágenes donde las palabras se concretan por la gramática y en la sintaxis. (Télam)

La poeta canadiense Anne Carson recibirá el próximo viernes el Premio Princesa de Asturias de las Letras 2020 en una ceremonia, que se llevará a cabo sin público como consecuencia de la pandemia de coronavirus, en el Hotel de la Reconquista de Oviedo, aunque la autora de “Eros” y “La belleza del marido -quien por estos días dice estar más interesada en el dibujo que en la poesía- leerá su discurso desde la virtualidad.

La ceremonia de la XL edición del Premio será presidida por los reyes de España y además de Carson hablarán para la ocasión el presidente de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, Raúl Padilla López (Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades); el piloto Carlos Sainz (Premio Princesa de Asturias de los Deportes) y un representante del colectivo de sanitarios españoles que recibió el Premio Princesa de Asturias de la Concordia.

Por estos días, la autora de “Eros. Poética del deseo” y “Si no, el invierno. Fragmentos de Safo” parece estar alejada de la poesía y se aboca al dibujo, según contó en un intercambio por email con el diario español El Mundo, donde detalló que está obsesionada con dibujar una montaña que hay cerca de su casa y que se esfuerza por fijarla sobre un papel con una precisión que, según cree, por ahora no consigue.

Carson, casada con el artista visual Robert Currie, explicó que la poesía ya no está entre sus prioridades: “Ahora mismo no me interesa su uso”, sostuvo en la breve entrevista por correo electrónico -publicada está semana- que incluyó el envío de un boceto con la montaña que la obsesiona.

“Lo único que tengo claro es que mi poesía personal es un fracaso. Y respecto al momento por el que atraviesa el mundo, me interesa la lección que nos dejó Homero. Él habla de los seres humanos como si estuvieran de pie en el tiempo, de espaldas al futuro, de cara al pasado. Quizás ésta sea una orientación más verdadera”, indicó.

El intercambio por email incluyó también otra reflexión sobre el oficio poético, disparada por la inquietud de si escribir sobre un tema traumático puede generar alguna forma de gozo. “Es eso lo que se entiende por katharsis. Aunque también algunas personas interpretan katharsis como ‘antídoto’, lo que nos devuelve a la pregunta de cuál es el uso real de la poesía. Yo no lo sé. No tengo un dispositivo de medición sobre ese asunto. A mí lo que ahora me interesa es la montaña y encontrar una nueva manera de dibujarla”, explicó.

La poeta, profesora de literatura clásica en la Universidad de Michigan, traductora, ensayista y candidata a la misma categoría del Nobel que hace unos días distinguió la obra de otra poeta, Louise Glück, se ha dedicado al dibujo desde adolescente y concibe la escritura como una sucesión de imágenes donde las palabras se concretan por la gramática y en la sintaxis.

Hace un tiempo, Carson publicó la novela en verso “Autobiografía de Rojo”, que fue editada por Pre-Textos, la misma editorial que ha publicado en español a la flamante Premio Nobel, Louise Glück), donde reinterpreta el mito de Hércules y Gerión desde una perspectiva homoerótica.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.