Premio Nobel opositora bielorrusa Alexievich viaja a Alemania por tratamiento médico

Alexievich es la única de los siete miembros de la dirección del Consejo de Coordinación, formado para promover una transición de poder en Bielorrusia, que todavía está en libertad.

La premio Nobel de Literatura y una de las últimas figuras de la oposición en libertad en Bielorrusia, Svetlana Alexievich, viajó a Alemania para recibir tratamiento médico con intenciones de trasladarse luego a Italia, anunció hoy uno de sus allegados.

“En un mes volverá a Bielorrusia. No renuncia a sus actividades de miembro del Consejo de Coordinación”, el órgano formado por la oposición, declaró a la agencia de noticias AFP su amiga Maria Voiteshonok.

“Hace dos meses se suponía que iba a ir al médico, pero el coronavirus y los acontecimientos políticos lo impidieron”, añadió, indicando también que tiene la intención de viajar a Italia después de Alemania.

Alexievich es la única de los siete miembros de la dirección del Consejo de Coordinación, formado para promover una transición de poder en Bielorrusia, que todavía está en libertad.

Todos los demás fueron detenidos o forzados al exilio, al igual que una de las figuras del movimiento de protesta, Svetlana Tijanovskaya, refugiada en Lituania.

Alexievich, de 72 años, fue intimidada a principios de septiembre por hombres desconocidos cerca de su casa que la llamaban por el intercomunicador y por teléfono.

Bielorrusia se vio sacudida desde principios de agosto por un movimiento de protesta sin precedentes que cuestiona la reelección del presidente Alexander Lukashenko, en el poder desde 1994.

Ayer, más de 100.000 manifestantes tomaron las calles de las principales ciudades de Bielorrusia para protestar contra Lukashenko y en favor de la “toma de posesión del pueblo” simbólica de Tijanovskaya.

Mientras tanto, el canciller bielorruso, Vladimir Makei, rechazó ante la Asamblea General de la ONU la “injerencia” de la comunidad internacional en los asuntos “internos” del país con sanciones y otras medidas de restricción, y aseguró que estas podrían “perjudicar a todos” y tener “un efecto inverso”.

En las elecciones del 9 de agosto, Lukashenko obtuvo el 80,1% de los votos, seguido por Tijanovskaya, que sacó el 10%.

La Unión Europea (UE) ya desconoció los resultados oficiales de la elección y recibió en Bruselas a Tijanovskaya, aunque aún sus miembros no se ponen de acuerdo en torno a sanciones contra Lukashenko y funcionarios de su Gobierno acusados de fraude electoral.

Estados Unidos tampoco reconoció el triunfo de Lukashenko, mientras que la ONU lo urgió a no reprimir las protestas en su contra.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.