Presidente Moreno declara estado de excepción tras ola de protestas en Ecuador

El presidente de Ecuador Lenín Moreno anunció el martes que eliminaría los subsidios de gasolina, acción que incentivó furor y protestas a través del país.

El martes, el presidente ecuatoriano Lenín Moreno decidió eliminar los subsidios a la gasolina. En respuesta, cientos de personas salieron a las calles de las principales ciudades de Ecuador para expresar su desaprobación de los recortes económicos.  

El presidente Moreno decretó este jueves el estado de excepción ante las protestas, con objetivo de proteger las vías de comunicación y la operatividad de las instituciones. 

En una rueda de prensa, el mandatario indicó: “Quiero insistir en que las medidas anunciadas el martes están en firme, especialmente las relacionadas con un subsidio perverso que estaba causando demasiado daño al país y que distorsionaba la economía”. Continuó, explicando que “Con el fin de controlar a quienes quieren imponer el caos he dispuesto el estado de excepción a nivel nacional. Los derechos se exigen sin perjudicar”. 

El decreto 884 firmado por Moreno estará vigente durante un plazo de 60 días. Se exige la participación de todos los organismos de gobierno, y se suspende el derecho de asociación, reunión, y de aglomeraciones durante las 24 horas del día. 

La inquietud en Ecuador no es sorprendente, ya que en marzo el país aceptó las condiciones impuestas por el Fondo Monetario Internacional (IMF) para poder recibir ayuda financiera tras un año de estancamiento económico. 

Para recibir el dinero prestado, Ecuador se comprometió con una serie de reformas, incluyendo la reducción del gasto público, un incremento de ingresos del estado, aumentos en los impuestos de las empresas más pudientes y una reforma laboral que incentiva la productividad, entre otras. El denominado “paquetazo” de ayuda financiera se esperaba por los ecuatorianos y ahora expresan su frustración a los cambios acompañantes. 

Manifestantes en Ecuador | José Jácomo (EFE)

¿Quiénes protestan? 

Las protestas están respaldadas por organizaciones sindicales y de oposición, además de colectivos indígenas y universitarios. La eliminación de los históricos subsidios a la gasolina ha alentado el furor de taxistas, transportistas, y otros afectados, quienes participaron en bloqueos de calles y carreteras.

Además, hubo enfrentamientos entre los manifestantes y la policía de la capital, Quito. Hubo al menos 275 detenciones “asociadas al robo y vandalismo” en su mayoría en Guayaquil, según el Ministerio del Interior. 

Se calcula que el galón de diesel llegaría a costar de 1,03 dólares a 2,27 mientras que la gasolina extra surgiría de 1,85 a 2,30 dólares. Los manifestantes buscan la anulación de las medidas anunciadas por el mandatario Moreno, particularmente las asociadas al combustible. 

Un cordón policial en las calles de Quito | José Jácome (EFE)

El efecto de la protestas

Cientos de estudiantes han logrado romper la vallas de seguridad de Carondelet, el palacio de Gobierno. Además, el parón de transportistas ha detenido a las clases universitarias e interrumpido al funcionamiento del Estado ecuatoriano. 

A través de Guayaquil se han llevado a cabo varios altercados y saqueos a comercios y establecimientos públicos, la cuales no han podido ser controlados por fuerzas de seguridad. En el norte y sur de la capital, los manifestantes quemaron llantas y maderas y no fueron disuadidos por la presencia policial. 

En una rueda de prensa, la ministra del Interior María Paula Romo comentó que la paralización del transporte se cumplió “de manera parcial” y obligó que el Gobierno suspendiera las clases de escuelas y colegios para garantizar la seguridad de los estudiantes. 

Juan Sebastián Roldán, el Secretario Particular de la Presidencia, sostuvo que las medidas estatales en cuanto al combustible son inflexibles. El Secretario declaró este jueves que “Ahora son los ecuatorianos quienes tienen que decidir qué país quieren. Si cedemos a los grupos que quieren chantajear al país, o si les jalamos para que ellos también empujen el carro con nosotros”. 

Taxistas bloquean carretera en la capital | Rodrigo Buendia (AFP)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.