Putin sugiere a la OTAN una moratoria al despliegue de misiles en Europa

El presidente de Rusia propuso a los países de la OTAN una moratoria al despliegue de misiles de alcance medio y corto en Europa y otras regiones, asegura el periódico Kommersant.

Según una fuente diplomática del diario, el mandatario ruso envió un mensaje con esa iniciativa el pasado 19 de septiembre, casi dos meses después de que Estados Unidos rompiera el Tratado INF que prohibía la fabricación y el despliegue de misiles con alcance de entre 500 y 5.500 kilómetros.

“Rusia ya anunció su intención de no emplazar misiles de corto y medio alcance en Europa y otras regiones mientras no lo hagan los estadounidenses. Llamamos a Estados Unidos y a sus aliados a asumir un compromiso similar, pero no observamos interés alguno. Les instamos a respaldar nuestras gestiones y apoyar una moratoria en la OTAN al despliegue de misiles de corto y medio alcance como la anunciada por Rusia”, dice el mensaje de Putin, según afirma Kommersant.

La edición dice que el mensaje fue enviado, en particular, al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y a la Alta Representante de Política Exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini.

En el texto, siempre según el periódico, el presidente ruso avisa que la moratoria requerirá un mecanismo de verificación, especialmente cuando los estadounidenses ya mantienen emplazados en Rumanía y Polonia las lanzaderas verticales MK-41 para sus misiles Tomahawk que tienen un alcance de más de 1.000 kilómetros, algo que prohibía el Tratado INF.

Por su parte, la portavoz de la alianza, Oana Lungescu afirmó que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) no considera fiable la iniciativa rusa sobre una moratoria al despliegue de misiles de corto y medio alcance en Europa y otras regiones tras la retirada de Washington del Tratado INF.

“En cuanto a la moratoria, hemos oído sobre esta propuesta antes, pero no es fiable porque ignora la realidad sobre el terreno: Rusia ya ha desplegado los SSC-8 [9М729]”, dijo Lungescu a Sputnik este 25 de septiembre.

La portavoz subrayó que la OTAN no percibirá la iniciativa de Moscú como “una propuesta real” hasta que Rusia “destruya su sistema [de misiles de crucero] 9M729”.

“Volvemos a exhortar a Rusia a que se comporte como un actor internacional responsable”, expresó.
Moscú afirma que su misil 9M729 tiene un alcance inferior a 500 kilómetros, mientras el Tratado INF sobre eliminación de misiles de alcance medio y más corto prohibía el despliegue de misiles balísticos y de crucero con alcance de entre 500 y 5.500 kilómetros.

Sin embargo, la OTAN sigue partiendo de que Moscú “es responsable por el colapso del Tratado INF”, según Lungescu, y los aliados de la organización, al realizar su propia evaluación del misil ruso 9М729, coinciden en que esta viola el acuerdo.

Recordó que “los aliados están de acuerdo en que la respuesta de la OTAN será equilibrada, responsable y coordinada”.

“No vamos a repetir lo que está haciendo Rusia, no queremos una nueva carrera armamentista y no tenemos la intención de desplegar nuevas armas nucleares terrestres en Europa”, explicó la representante.

Agregó que los aliados de la OTAN siguen comprometidos a mantener un control sobre armamento, desarme y no proliferación.

El tratado que había sido suscrito en 1987 era considerado piedra angular de la seguridad europea.

Washington se retiró del acuerdo con el argumento de que el misil ruso 9M729 con un alcance de 480 kilómetros infringía el documento, pero lo cierto es que Estados Unidos estaba financiando en secreto investigaciones para producir misiles de crucero de mediano alcance proscritos por el tratado.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.