La Ruta de la Memoria: El nuevo Turismo de DDHH

humanosSe trata de una iniciativa de la Usach, apoyada por Innova-Corfo y Sernatur, para crear un circuito que una y potencie centros emblemáticos, como el Museo de la Memoria, Villa Grimaldi y Lonquén, entre otros, con el objeto de mostrar una visión clara y unitaria del panorama chileno en Derechos Humanos.

La preservación de los testimonios y evidencias que inmortalicen hechos importantes para una nación es una necesidad universal. La historia no nace de la nada; requiere de una labor recopiladora y paciente de personas que atesoran cosas de valores a veces insospechados. Según Carmen Norambuena, decana de la Facultad de Humanidades de la Usach, la memoria para los historiadores es como una “cantera” de donde uno obtiene los materiales para (re)construir la historia.

Ese es el objetivo fundamental tras la “Ruta Patrimonial de la Memoria”, un proyecto Innova-Corfo que planea crear un circuito turístico para unir y potenciar los centros emblemáticos de derechos humanos de la Región Metropolitana, tales como el Parque por la Paz Villa Grimaldi, la Casa la Chascona de Pablo Neruda, el Museo de la Solidaridad Salvador Allende, Los Hornos de Lonquén y el recientemente inaugurado Museo de la Memoria y los Derechos Humanos.

La idea del proyecto, que empieza a correr desde marzo, se basa en poder ofrecer a turistas nacionales e internacionales una visión clara y unitaria sobre el panorama chileno en cuanto a los Derechos Humanos y la protección de la remembranza colectiva. Esto, luego de fortalecer el conocimiento y capital humano relacionado con las organizaciones y espacios mencionados, identificando y transfiriendo tecnologías vinculadas a la gestión de información y transmisión de conocimiento, haciendo uso, por ejemplo, de medios audiovisuales y técnicas museográficas.

El equipo en el que participan profesionales sociólogos, historiadores y expertos en educación, entre otros, tendrá que producir distintos relatos acabados para cada centro o locación patrimonial, los que se van a traducir en folletos que incluirán distintos tipos de testimonios y experiencias de muchas personas.

La docente admite que a veces la gente de la universidad no tiene mucho contacto con los organismos que están directamente relacionados con el público, reconociendo en esta iniciativa una oportunidad para socializar la visión institucional de la Usach, que tiene bastante experiencia en cuanto a investigación.

Respecto a la diversidad de los centros escogidos para ser potenciados, el profesor Cristián Parker explica que cada institución tiene experiencias y trayectorias muy distintas. “Nosotros vamos a tratar de coordinar por primera vez la oferta que ellos tienen como sitios donde reciben visitas y público”.

He allí la magnitud de la tarea, que cuenta con el apoyo del Sernatur, y a través de la cual pronto comenzarán a coordinar el trabajo con los centros patrimoniales. El proyecto se desarrolla hasta agosto, anticipando la materialización del circuito turístico a fin de año.

Bachelet junto a familiares de las víctimas de Lonquén
Bachelet junto a familiares de las víctimas de Lonquén

Una madre que no olvida

“Todo lo que ocurrió en Lonquén, los testimonios, los vestigios, la memoria obstinada no puede desaparecer. En algunos casos, como el de Lonquén, no había nada que atestiguar, pero la gente con una cruz, con una vela, con alguna manifestación quiso decirnos “mire; aquí en este sitio ocurrió algo que a ustedes debe llamarles la atención”. Esta es la sonoridad popular que Norambuena pretende fortalecer y rescatar, en una tarea que a mayor distancia cronológica de los hechos se vuelve más exhaustiva y adversa.

Esto en un contexto en que nuestro país ha elegido un rumbo distinto a la costumbre desde la vuelta a la democracia. Un futuro gobierno que mantiene en suspenso a muchas personas que no saben qué ocurrirá en materia de protección a los derechos humanos. Al respecto, y más claramente consultado sobre las declaraciones que hiciera recientemente el UDI Jovino Novoa -en que estimaba conveniente cerrar las causas de derechos humanos-, Cristián Parker señala que el presidente electo ha planteado que uno de los puntos de disidencia que tuvo con el régimen militar fue el “asunto” de los derechos humanos. “A mí me parece que sería impensable que se hiciera borrón y cuenta nueva, sobre todo porque la experiencia histórica nos indica que los países que no rescatan debidamente la memoria de las atrocidades cometidas tienen resultados negativos”

“El respeto no es automático. Nace y debe ir acompañado de una educación en derechos humanos, una educación cívica que debe estar basada en hechos y lugares tangibles, y que debe regir en cualquier gobierno democrático”, señala el académico. Según Carmen Norambuena, la protección e investigación patrimonial es algo transversal que nunca ha sido frenado por ningún tipo de circunstancia y que de una u otra forma encontrará la manera de abrirse camino, a través del turismo, por ejemplo. Así sea.

Carmen Norambuena, quien es especialista académica en temas relativos a la migración o el exilio, y quien se adjudicó el proyecto, explica que en su primera etapa llevarán a cabo un proceso de prospección, en la que un equipo multidisciplinario estudiará cómo se están gestionando otros centros de memoria a nivel mundial, como la Casa de Ana Frank, que es visitada por miles de personas al año, y es un símbolo moral y preventivo que deja enseñanzas muy claras acerca de las repercusiones de los regímenes represivos. Así, el proyecto contempla visitas a Holanda y Alemania.

El segundo trabajo consta en traer esa experiencia y transformarla en contenido de capacitación y desarrollar cursos y talleres de formación. “Los centros que nosotros elegimos son centros que ya tienen vida”, advierte Norambuena, quien explica la necesidad de emular itinerarios turísticos que buscan proteger los derechos humanos, a través de la enseñanza patrimonial.

En palabras de Cristián Parker, director del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA) y coordinador alterno del proyecto, “tenemos que capacitar de la mejor forma posible a personas gestoras y guías, de tal manera de asegurarnos que haya un relato estandarizado, que sea los más objetivo posible y que sea fiel a la memoria histórica”.

1 comentario
  1. Acá están los militares y carabineros muertos?
    Los civiles que mató al MIR o el FPMR?
    Los escoltas del Generla Pinochet muertos en el atentato terrorista, están?
    Aseguro que los DD.HH. son solo para algunos.
    Dónde quedó las justicia para todos?
    Ahora, será tiempo de hacer justicia para TODOS por igual.
    Basta de mostrar solo una parte de la historia, la historia no es lo que se ha mostrado, si bien tiene mucho de cierto, hay otras cosas que se han exagerado y sobreexpuesto por motivaciones personales que dan para dudar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.