Sebastián Piñera: Chile cambió, los chilenos cambiaron y el gobierno cambió

El mandatario se refirió a los acontecimientos de los últimos días y dijo que el desenlace no está escrito.

El presidente Sebastián PIñera, alrededor de las 21.30 horas, se dirigió a la ciudadanía desde La Moneda para referirse al momento que vive el país y los compromisos que, como gobernante, está dispuesto a asumir para responder a las demandas sociales que se han expresado con fuerza desde el 18 de octubre pasado.

Piñera señaló que ha escuchado con fuerza y humildad, la clara voz de la ciudadanía por lo que combatirá la desigualdad que, a su juicio, no solo es un tema material, porque “también tiene relación con la forma en que el Estado, las empresas y los propios ciudadanos se relacionan entre sí”.

“Chile cambió, la sociedad cambió y el gobierno cambio” señaló el mandatario. Dijo que el pacto social que teníamos “se resquebrajó y mostró sus heridas y grietas” por lo que debíamos renovarlo para sanar.

Manifestó que ello empezaba con una condena a la violencia, venga de donde venga, porque solo generaba más violencia. Se comprometió, en esa línea, a hacer todos los esfuerzos como gobierno para que, dentro del estado de derecho, no haya impunidad, tanto para los que cometieron actos de pillaje, quemaron el metro o incendiaron edificios patrimoniales, como para los funcionarios policiales que cometieron abusos o vulneraron los derechos de las personas.

“Nuestro compromiso con los DDHH exige que todos los casos que están hoy en la fiscalía sigan siendo investigados para que, en función del mérito de cada causa, sean conocidos por los tribunales de Justicia”, señaló. Y agregó: “no habrá impunidad”

Piñera se refirió a la noche del martes, donde tuvo que optar por dos caminos, el de la fuerza o el de la paz y que, en medio de los actos de violencia de ese día, se inclinó por la razón para “darle una oportunidad a la paz”. Agradeció, asimismo, el compromiso de todos los sectores que escucharon ese llamado y se mostraron favorables al diálogo, posibilitando el acuerdo político de la madrugada del viernes. “Esa es la buena política”, argumentó.

“El acuerdo de Paz significa fortalecer la amistad cívica, regirse por el estado de derechos, respectar los DDHH y pacificar los espíritus”, señaló el mandatario.

PIñera, en lo que dice relación con la agenda social y luego de enumerar los problemas económicos que deberá enfrentar el país, señaló que se pondrá urgencia en mejorar las pensiones, los ingresos, la salud y para que los servicios básicos tengan precios razonables.

“Las pensiones las aumentaremos con gradualidad más allá del 20 por ciento que habíamos anunciado”, señaló Piñera.

Aclaró, sin embargo, que se debía evitar “caer en los populismos y la demagogia” porque el país debía cimentarse en bases sólidas.

 

 

 

1 comentario
  1. Alonso dice

    Con Piñera no voy a la guerra…nica

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.