Tensión mundial por ataque con drones a petrolera saudí

El hecho ocurrió ayer y las recciones de EEUU y otros países no se hicieron esperar.

Un grave ataque a las dos principales petroleras de Arabia Saudita de la estatal Aramco se produjeron la madrugada de este sábado 14 de septiembre.

El hecho fue perpetrado por drones y se sospecha principalmente de rebeldes hutíes yemeníes.

Los atentados ocurrieron en la mayor planta de procesamiento de petróleo del mundo, ubicada en Abqaiq, a unos 60 kilómetros de Dhahran.

Esto provocó que la producción del “oro negro” se reduzca según las autoridades en un 50%, o sea, unos 5,7 millones de barriles.

Según medios internacionales, Irán e Irak están en la mira de autoridades locales y de Estados Unidos.

El secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo acusó a Irán y quitó fuerzas a la opción de que sean rebeldes yemeníes, todo se debería según él a maniobras para desestabilizar las fuentes de energía internacionales.

“No existe ninguna prueba de que los ataques procedan de Yemen. Teherán se halla detrás de cerca de un centenar de ataques contra Arabia Saudí mientras Rohani y Zarif fingen apostar por la diplomacia”

Todo eso fue desmentido por autoridades iraníes. Mientras que Irak también salió al paso de versiones que apuntan a su autoría detrás de estos ataques.

“negamos lo que ha circulado por algunos medios y redes sociales sobre el uso de su territorio para atacar instalaciones petroleras saudíes con drones”.

El conflicto tiene su origen en la toma en 2014 de la capital yemení Saná por parte de rebeldes hutíes, quienes consiguieron la expulsión del Gobierno Abdo Rabu Mansur Hadi, quien se encuentra exiliado en Arabia Saudita. Lo que ha provocado una escalada de tensión entre los árabes saudíes e Irán que apoya a los rebeldes.

Estados Unidos se mantiene expectante y afirmó que tomará represalias en caso de encontrar a los responsables.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.