Vietnam Discovery entrega nueva, vistosa y deliciosa carta

Hoy, más diez años después de la primera vez (2008), volví a su local en Loreto 324. Una frase para completar la experiencia: ¡Sigue siendo excelente!

Por Montserrat Martorell

Probablemente han escuchado hablar de este restaurante y de su historia: partió como un pequeño local de comida para llevar muy cerca del barrio Patronato, donde Dominique Thuy-Trinh Vo Nguyen, cocinaba las recetas que había heredado de su familia del sur de Vietnam.

Hoy mantienen el formato original en un ambiente moderno y vanguardista, maximizando la calidad de los platos, y sumando a su sello otro restaurante en Avenida Vitacura 4089, además de un local en Bazar Gourmet de Parque Arauco.

Este 2019 y a tono con los tiempos que corren, estrenan una nueva carta, enfocada principalmente en mariscos y pescados, otorgándole un sello aún más cuidadoso y saludable, manteniendo una de sus características: la fusión con la cocina francesa.

“Son más de diez años de madurez operativa. Es un trabajo apasionante. No se ha sentido el tiempo”, dice Mario González, uno de los tres socios que lleva el sello de Vietnam Discovery.

“Cuando uno hace lo que le gusta está disfrutando del trabajo, de ver cómo crece su negocio. En mi caso, hay amor por lo que es un restaurante y una identificación muy grande, pues esta pasión proviene de mi familia”, señala.

Agrega también que: “Se aprende mucho de un país como Vietnam. La familia de Dominique eran artistas gráficos, pintores y escultores… muchos cocineros con talento. Nosotros tomamos las recetas y las hemos ido ampliando, pero nuestra búsqueda es aumentar la calidad de nuestros platos con ingredientes de máxima elaboración, más frescos, más ricos. El cincuenta por ciento es la receta y el otro la calidad de los ingredientes”, termina Mario, quien reconoce que siempre pensaron “hacer una experiencia. Que venir al restaurante sea como hacer un viaje. Que la gente venga y sienta que está en otra atmósfera, con otra música, en otro lugar, viajando un poco a Asia. Para eso nos preocupamos de hacer un verdadero rincón de Vietnam en Santiago y mucha gente lo reconoce. Acá hay una atmósfera de paz, de tranquilidad, de energía positiva”.

¿Qué recomendamos probar? El Cha Giò (arrollados de Nem envueltos con lechuga y menta fresca, con su salsa típica vietnamita a base de pescado). La unidad cuesta, dependiendo si es de verduras, cerdo o camarón, entre 2.100 y 2.400 pesos. Otro nombre que hay que anotar es el Won ton tom (hojas de wantán crocantes rellenos de camarón y verduras con salsa de porotos negros) y el Oc bien ostión (ostiones salteados en caldo de pescado y camarones montado sobre una cama de vermicelli). Si todavía les queda espacio para seguir degustando, el Magret de pato con salsa de miel es un imperdible. ¡Un lujo para el paladar!

Para aquellos que prefieran los platos vegetarianos sin gluten, una excelente opción es el Toy al curry (tofu al curry /amarrillo, rojo o verde) con leche de coco salteado con champiñón parís, zanahoria y cebollín o el Tamarindo (tofu frito en aceite de achote, berenjenas, zapallo italiano, cebolla y champiñón parís salteados al wok en salsa tamarindo con fideos vermicelli).

¿Por qué ir y volver a Vietnam Discovery? Porque sus sabores siguen siendo únicos, la atención impecable y ese rincón tiene una magia que vale la pena vivir y contar.

Bien por el ambiente, la excelente atención, los mojitos, el negroni y el infaltable Pad Thai de camarón que siempre pido cuando piso este restaurante.

Aplauso cerrado para el mousse de chocolate. ¡Un siete!

Platos estrellas en Vietnam Discovery

Cordero Satay al Lemon Grass
Logró ser el plato más vendido en Vitacura como en Recoleta en solo dos semanas. La culpa, probablemente, la tiene la sabrosura y calidad de su carne, así como la leche de coco, el curry amarillo, cúrcuma, paprica, cilantro y maní que hace que el resultado sea totalmente exótico.

 

Atún de Hội An
Tierno filete de atún sellado al sésamo con toques de jengibre y soya acompañado de una guarnición al wok de lentejas rojas al anís con cúrcuma, cebolla y leche de coco.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.