Visita del Papa a Rabat: Diálogo interreligioso en Marruecos

Coincidencia entre los dos líderes religiosos, católico y musulmán y el llamado de Al Quds- Jerusalen.

Por Roberto Léon Ramírez*

El Papa Francisco visitó el fin de semana pasado Rabat capital del Reino de Marruecos, país líder en África y en el Mundo musulmán. Marruecos, desde siempre ha pregonado el Islam moderado a lo largo de su historia. La convivencia de culturas, etnias y religiones es factor inherente a los valores del Reino Cherifiano, representada por el rol religioso constitucional de “Emir Al Mouminir/Comendador de los Creyentes, Su Majestad,el Rey Mohammed VI.

           Roberto León R.

La invitación dirigida al Papa refleja la visión del Soberano de Marruecos preocupado por el desarrollo del diálogo interreligioso, por el entendimiento mutuo entre los fieles de diferentes religiones y la promoción de los valores de paz en el mundo. El Comendador de los Creyentes, de todos los Creyentes, cualquiera que sea su religión, es el garante de la práctica religiosa, líder del islam moderado que va más allá de todos los puentes.

Por este motivo, Marruecos se posiciona hoy como un socio clave, privilegiado y solicitado en la lucha contra el extremismo religioso y para el fomento del diálogo interreligioso. La experiencia y la expertise marroquí siguen ganando más terreno. Esta visita es una página nueva que se abre en la historia del diálogo interreligioso, el entendimiento mutuo entre los fieles de las dos religiones y la promoción de los valores humanos de paz, tolerancia y convivencia”.

Los dos líderes religiosos, se han convertido en los guías morales del globo, poniendo así todo sus capitales simbólicos en la promoción de la paz, y la creación de puentes entre las religiones, para ello hicieron juntos en esta visita, el aclamado en favor de “Al Quds-Jerusalem”, y la firma entre el Papa y el Rey Mohammed VI, de este llamado común para que “el carácter multirreligioso específico, la dimensión espiritual y la identidad cultural particular de Jerusalén” sean respetados.

Los dos hombres, claramente, tomaron una posición, a favor del carácter particular de Jerusalén, también defendido aún por la Santa Sede, ya que su Majestad el Rey, Mohammed VI, es de hecho y de larga data, el Presidente del “Comité Internacional Al Quds-Jerusalem”.

Y para concluir: una forma clara para ambos de anclar el diálogo en temas concretos.

*Abogado, ex diputado y político del Partido Demócrata Cristiano.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.