Vizcarra disuelve el Congreso en Perú y llama a elecciones

El mandatario peruano, quien dijo ser respetuoso de la Constitución, señaló que la situación política actual le impedía crecer a su país.

Para poner fin al “entrampamiento político” que a su juicio vive el Perú y luego que el Poder Legislativo no acogió su llamado a darle un “voto de confianza”, el presidente Martín Vizcarra disolvió el Congreso y anunció el llamado a nuevas elecciones para que pueblo defina en las urnas el futuro del país.

La medida había sido anunciada ayer por el mandatario, en el programa “Cuarto Poder” de América TV, cuando Vizcarra adelantó que si el Parlamento no debatía la cuestión de confianza antes de elegir a los magistrados del Tribunal Constitucional, lo que estaba previsto para hoy, la tomaría como una negación de la misma.

Hoy el Congreso desestimó la presión y decidieron no acoger el llamado del Presidente.

La constitución peruana faculta al mandatario a disolver el Congreso si éste censura o niega su confianza a dos Consejos de Ministros. La primera moción de confianza le fue negada al gabinete encabezado por Fernando Zavala cuando Pedro Pablo Kuczynski era presidente.

El 28 de julio, Vizcarra planteó una reforma constitucional para adelantar un año las elecciones generales, es decir para que tanto el cargo de presidente como el de los congresistas fueran renovados en el 2020, y no en el 2021, cómo está previsto en el cronograma electoral del país. El Parlamento archivó el proyecto de adelanto de elecciones del ejecutivo este jueves, y el viernes, en respuesta, el gobierno de Vizcarra planteó una cuestión de confianza para modificar el proceso de elección de los miembros del Tribunal Constitucional.

De inmediato, al conocerse la decisión presidencial, surgieron críticas, desde la oposición, señalando que se trataba de un golpe de Estado y que se quedarían en el Congreso para defender la democracia.

Noticia en desarrollo

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.