Ya veníamos enfermos

Por eso volvernos distintos , más completos, más íntegros reconectándonos con los códigos simples de la sabiduría, generosidad, amor, moderación, y fuerza interior, parece más que invitación, una necesidad, la que se puede alcanzar buscando nuevamente acceso a una sabiduría superior que muchas tradiciones culturales se llama con distintas denominaciones "alma ".

Por Jorge Fuentes, Psicólogo y Director de Pranavida

“Volvernos distintos y nuevos” parece ser una de las grandes invitaciones y desafíos para cuando termine la cuarentena. Pareciera obvio que esta pausa obligada a lo que era nuestra cotidianeidad- llena de incertidumbre, ansiedad, miedo y dolor- debe hacernos reflexionar sobre qué estamos haciendo y cómo, sobre el ritmo que estamos llevando y las relaciones que estábamos generando, para volcarnos a trabajar por hacer los cambios que nos permitan tener una vida en equilibrio, donde nuestro bienestar- en lo más amplio de la palabra- sea el centro para comenzar a re-construirnos de manera más saludable e integral.

Hace sólo unos días a raíz del desconfinamiento, vimos con sorpresa cómo cientos de compatriotas parten en masa a realizar compras a distintas tiendas, que no se caracterizaban por tener productos de primera necesidad- en los minutos iniciales de la salida de nuestras casas. Pero, ¿en verdad nos sorprende?¿Qué diferencia tiene ese comportamiento con lo que hacíamos cada vez que surgía algún ofertón del momento o se inauguraba una nueva tienda? Sí, efectivamente se esperaría mayor consideración debido a la crisis sanitaria, pero han sido años conviviendo en dinámicas de consumo que, para muchos, terminan siendo vías de escape ante una vida agitada, sobre exigida, endeudada, con pocas horas de esparcimiento y con menor tiempo aún para cuidarse y reconectarse con lo verdaderamente esencial.

Las imágenes de filas por compras- que no son productos de primera necesidad o que permitan hacerle frente a esta crisis económica- podría ser un síntoma de ese anhelo de encontrar en lo material un alivio que puede anestesiar nuestros afectos verdaderos sofocándolos, dándoles un vuelco transitorio otorgándoles un matiz de control y poder, que dan la idea onírica de que nada ha cambiado y todo sigue igual, sin duda una evaluación incompleta y transitoria, aunque muchas veces la más usada para darle “continuidad” a la vida, sin desmembrarnos por completo y caer en la desolación total.

Por años hemos dejado de lado nuestra conexión con lo esencial , hemos estado presos de nuestra naturaleza inferior como lo mencionan los hinduistas, una forma de ver la vida de manera parcial y desconectada de lo trascendente y esencial lo que tradiciones antiguas le llaman alcanzar el “yoga” o la realización, y no estamos hablando de solo un conjunto de técnicas para contorsionar distintos segmentos corporales, estamos hablando del verdadero significado de yoga como “unión” , con una naturaleza que si bien esta dentro de nosotros es nuestra tarea alcanzarla, reconstruyendo la mirada de la vida llenándola de conciencia trascendente y sentido verdadero. El desafío contemporáneo de nuestra sociedad esta en cómo surfeamos la ola en estas vorágines que hemos llamado “una vida normal”, con autoconocimiento de lo que realmente busco para alcanzar una verdadera realización de nuestra verdadera naturaleza que sin duda es más que nuestras necesidades restringidas cuerpo, el conocimiento, el hedonismo del placer, que si bien forman parte, pueden no necesariamente son la totalidad de lo que somos. De hecho, así lo han mostrado las radiografías a nuestra salud mental, donde las licencias y farmacias en cada esquina son un triste reflejo de eso estar demasiado arraigados a nuestra naturaleza inferior. Quizá estuvimos por años con un virus silencioso que no nos dio una muerte real aunque si nos fue apagando y desconectando de todo lo que somos. Por eso volvernos distintos , más completos, más íntegros reconectándonos con los códigos simples de la sabiduría, generosidad, amor, moderación, y fuerza interior, parece más que invitación, una necesidad, la que se puede alcanzar buscando nuevamente acceso a una sabiduría superior que muchas tradiciones culturales se llama con distintas denominaciones “alma “.

El camino para transformarnos en una sociedad distinta requiere partir por cada uno de nosotros. Aprender a regalarnos unos minutos todos los días para reencontrarnos con las mil maneras de amar y amarnos, la satisfacción pura manifestada en el dar y regalar desde una sonrisa un buen pensamiento o dedicación al cuidado de nuestros seres queridos, recuperando un sentido de generosidad concreta y contingente, contactar con tu amor propio regalándote espacios para nutrirte saliendo de la rigidez de la auto exigencia para dar paso a disfrutar de la existencia en las pequeñas cosas; como sentir la brisa sobre el cuerpo o como los rayos del sol te colman de sensaciones nuevas y distintas cada dia .Tal vez? sea un buen momento de evaluar a que áreas de nuestra vida debemos traer equilibro en lo simple, será la salud física? Emocional? Financiera? o ¿tal sea un buen momento de incorporar unos minutos al día en la contemplación, potenciar nuestra creatividad o buscar herramientas de meditación y mas sistemáticas para este año?

Necesitamos recordar que somos también energía con conciencia trascendente y que debemos procurar darnos espacio para recargarnos de ella con amor, sabiduría y poder y entregarla en nuestros quehaceres y a nuestros seres queridos, pues de nuestras emociones, sentimientos, pensamientos y acciones nuevas, dependerá gran parte de nuestra salud física y mental, y de estas últimas el tipo de relaciones que vayamos generando y como manifestamos en el presente las semillas de nuestro futuro.

Durante años, y producto de nuestro estilo de vida, muchas veces hemos preferido evadir problemas, esconderlos y a veces , con compras o comidas, responder ante enfermedades solo con recetas médicas y pastillas, siendo que muchos de esas acciones pudieron evitarse con la toma de consciencia de nuestra verdadera naturaleza pura y sabia y el conocimiento.de como se comporta nuestra propia energía .En un mundo tan racional, pensar en lo “alternativo”, la energía y el alma parece una locura, pero, este mal catalogado New Age de antaño, ha tomado gran fuerza con matices renovados integrales y profundos, dado los buenos resultados que han tenido quienes han encontrado, en las medicinas complementarias o practicas para el desarrollo espiritual, las que entregan nuevas herramientas concretas para alcanzar nuevamente la unicidad con este aspecto puro que algunos llaman realización del alma, y no como una manifestación disruptiva sino más bien con una profunda visión integradora de los distintos niveles del ser, en donde el uso de las propias energías, entrega herramientas para lograr equilibrio para nuestro bienestar personal y todas las áreas de nuestra vida.

Hoy tenemos la posibilidad de volver a ser mas integralmente conscientes de nuestras acciones, de recobrar la conducción sabia de nuestras vidas recuperando su control, para, desde ahí, establecer nuestras relaciones con nuestro trabajo, familias, amigos y compañeros de trabajo. Podemos transformar nuestra vida en algo distinto, sólo depende de nosotros. Tal vez sea el momento de comenzar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.