Ya no basta con rezar

eugenio gonzalezPor Eugenio González

“Un gobierno de Piñera va a tener un efecto de ‘purgante’, limpiando todo lo necesario de las estructuras anquilosadas, para que en cuatro años surja un nuevo referente progresista ajeno a esta generación de malas prácticas”

 

El 13 de diciembre terminó la primera parte del proceso electoral, cuyo resultado final lo conoceremos, en lo que dice relación con la elección del próximo Presidente de Chile, el 17 de enero del 2010.

En esta primera fase, sin embargo, pudimos constatar la renovación de toda la Cámara de Diputados y la mitad del Senado de la República.

Los resultados fueron variados y sorpresivos. Vimos, por ejemplo, como el pueblo de Chile despachó del Senado a importantes miembros vitalicios y “talibanes” que se negaban a partir por la vía del recambio normal, utilizando todo tipo de argumentos y subterfugios para permanecer en sus escaños.

Es así como dejarán la Cámara Alta en marzo próximo legisladores que pensaban que su tránsito natural era desde el cargo que detentaban al “Parque del Recuerdo”. La voluntad popular los desbancó y, próximamente, tal vez en un acto de coraje y audacia se decidan por primera vez a trabajar.

Llegan a la Cámara y al Senado nuevas caras, algunas de la generación de los años 60 como Andrés Zaldívar (que para algunos ya era político en el centenario) y se hace acompañar por clanes familiares completos, designados a dedo por la cúpula del PDC, como las familias Walker-Prieto (3) y los Latorre-Rincón (3), incluido el propio presidente del Partido que hasta la fecha aún no se pone colorado por inscribirse él, su señora y su cuñado en la lista de postulantes.

Frente a este cuadro idílico nepotista, en la oposición aparecen rostros conocidos en la Cámara que debutarán en el Senado, como Francisco Chahuán y Lily Pérez; el primero postergó los sueños del otrora gurú del cambio y experto en fracasos electorales (nunca ha ganado una parlamentaria). Lily Pérez, por su parte, se impuso al niño símbolo de la UDI en la Región, provocando un alivio inmenso en la sociedad chilena, ya que de no prosperar con éxito la campaña de la flamante senadora se abría impuesto en la quinta cordillera el talibanismo religioso de los Legionarios de Cristo.

Bien por Chile y bien por la Derecha Liberal y Democrática que con Chahuán y Lily Pérez le darán al Senado un aire de renovación y cambio refrescante que con urgencia necesita.

En lo que dice relación con la elección de Presidente, todo indica que la suerte está echada. A pesar de los intentos de buscar un Atocha local, utilizando el desatino y falta de criterio de un ministro de la Corte de Apelaciones para poner sobre la mesa en periodo electoral un tema tan sensible y delicado como la eventual participación de terceros, agentes del Estado, en la muerte de un ex Presidente de la República. La situación, de suyo gravísima y delicada, de tener fundamento jurídico, llenaría de vergüenza al país en su conjunto en lo que dice relación con sus instituciones, pero el carril de los tiempos judiciales y los tiempos políticos que corren por vías separadas tiene y tendrán siempre la línea del sentido común y la prudencia.

Al desatino del Juez, hay que agregar necesariamente el de los estrategas políticos que conforman el comando del candidato que va perdiendo, donde las caras nuevas las venimos viendo hace más de 20 años, están llenando el comando con hijos “De”, operadores políticos, hombres de la Alemania democrática y la generalísima empoderada, cuya mayor virtud es ser hija también “De”; de meritos no hablar, ya que todas estas “caras nuevas” vienen siendo lo mismo desde antes del año 90.

Frente a este escenario se está colocando la alfombra roja a Sebastián Piñera para que en marzo próximo asuma la primera magistratura, en la cual tendrá necesariamente que demostrar sus talentos para conducir los destinos de Chile y dar gobernabilidad democrática, además asumir el tremendo desafío de avanzar en el proyecto de liberalizar a la derecha más dura que lo acompañará en su gobierno. Los sectores llamados progresistas algún día van a reconocer la importancia de la llegada de un gobierno de centro derecha que va a permitir la recomposición de las nuevas generaciones que se han visto frustradas en estos 20 años y que los grupos políticos no les han permitido jugar roles protagónicos. Un gobierno de Piñera va a tener un efecto de “purgante” que va a limpiar todo lo necesario de las estructuras anquilosadas y, luego de 4 años, surgirá con otros hombres un referente político progresista ajeno a esta generación de malas prácticas. Es en esta dirección donde los sectores que votaron por Marcos Enríquez-Ominami van a encontrar un mejor espacio de identidad.

En relación al sector que gobierna Chile hace 20 años, lleno de inequidad, de operadores políticos, tendrá que hacer algo más que mirar con fe al cielo y, como está el momento político, “ya no basta con rezar”.

2 Comentarios
  1. Mirtha dice

    Las inequidades existen, no cabe duda.La concertación no terminó con todas, también es cierto.Es ciertísimo que a partir del 90 empecé nuevamente a expresarme sin censura, en igualdad de condiciones con los otros que me castigaron con varias exoneraciones,mis pulmones se llenaron de nuevos aires democráticos.Pude votar, VOTAR por alguien que me representara en igualdad de condiciones con los otros que castigaron,mataron,hicieron desaparecer.Desde el 90 a más de medio Chile se le quitó la diarrea del purgante de la dictadura.Muchos de sus partidarios son hoy gobierno, “del gobierno del cambio”.
    Es cierto que hubo operadores políticos, la diferencia con este gobierno de “excelencia” es que la concertación los reconoció, éste, en cambio, los encubre, y de que los hay, los hay.
    Un avance con equidad fue la gran construcción de colegios para TODOS LOS NIÑOS Y NIÑAS.Es cierto que la educación está mal, pero hoy se pretende mejorar SEGREGANDO a la población estudiantil con los liceos de excelencia y mayor aporte según resultados del Simce. Para qué decir de la semaforización de la educación….
    Que hubo malas prácticas, las hubo, pero a poco andar de este gobierno van apareciendo unas muy perversas:listas negras,criminalización de la disidencia,un ejemplo de denuncia lo están dando los pingüinos con la toma de la Junaeb hoy día,comportamiento de Hinzpeter en el congreso,sectarismo y autoritarismo de la intendenta de la VIII región,un presidente que hace declaraciones ambiguas para quedar bien con moros y cristianos,lo que ayer boicoteó hoy lo hace “sus ideas”: voto de chilenos en el extranjero, claro que con letra chica,dice que le interesa el bien de “tantos chilenos” y rechaza el proyecto de ley de la administración Bachelet que considera el agua un recurso público.Privatizará el agua, la salud,el cobre,la educación en beneficio del empresariado.
    La verdad es que no sé de qué manera “la centro derecha va a permitir la recomposición de las nuevas generaciones”. A lo anterior, se suman también las declaraciones tan lamentables de Otero y José Piñera , como también las descabelladas de Carlos Larraín y las apariciones mediáticas tan poco dignas de un presidente que quiere ganarse, a la fuerza, la simpatía de la gente, incluso durmiendo en una mediagua,o lo que es peor, rezar en una iglesia con las cámaras y los flash al frente:” no seáis como los fariseos…” Cómo las nuevas generaciones jóvenes se van a reconstruir si tienen de modelo a un presidente que cae en actos engañosos al no declarar el total de sus bienes, por citar uno de tantos ejemplos ¿ es esto transparencia?
    Una visión maniqueísta, como la de este articulista ,resta más que suma.Cuando asumamos como sociedad que el mal no está en un solo lado, recién entones empezaremos a recomponernos y devolverle a la patria los valores que tanto le hacen falta.

  2. Juan Gabriel Salome dice

    LA segregacion politica, economica, tributaria, educacional, laboral, sexual, indigena, medioambiental ESTAN CARCOMIENDO A NUESTRO CHILE. Empecemos a romper los muros que nos separan, segregan , nos violentan, nos reniegan y nos dividan y hagamos un mejor pais.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.