Nestor Kirchner habría comprado 2 millones de dólares con información privilegiada

kirchnerEl ex presidente de Argentina compró 2 millones de dólares del Banco Central de dicho país en octubre de 2008. Para esa fecha, su esposa y actual presidenta trasandina, Cristina Fernández, ya ejercía el máximo cargo, por lo que contaba con información privilegiada, la que habría sido utilizada por Kirchner. Según los expertos en derecho penal, no se trataría de un delito, sino que una falta ética.

Una fuerte polémica generaron los dichos del ex presidente del Banco Central de Argentina, Martín Redrado, quien reveló una compra del ex mandatario Néstor Kirchner, quien en octubre de 2008 adquirió 2 millones de dólares del instituto emisor.

Aunque se trataría de una operación legal, ya que en el país trasandino cualquier individuo puede comprar divisas hasta US$ 2 millones si puede justificarlo, la transacción resultaría delicada tratándose del cónyuge de la Presidenta, Cristina Fernández, quien cuenta con información privilegiada, la que se presume fue utilizada por Kirchner.

Según informa El Clarín de Argentina, la Presidenta, como máxima autoridad cuenta con información privilegiada sobre el valor de la divisa estadounidense con relación a la moneda nacional. Así, el ex presidente se podría haber beneficiado del uso de lo que se conoce como inside information: Cristina Fernández de Kirchner le impartía órdenes a Martín Redrado (como titular de la autoridad monetaria) sobre el precio en torno al cual debía girar el dólar. De esa forma, Kirchner podría haber conocido por anticipado una posible fluctuación en el tipo de cambio.

Kirchner adquirió la suma antes de que explotara la crisis financiera.

El especialista en derecho penal Adolfo Tamini descartó de lleno la posible existencia de un delito en cuanto Néstor Kirchner no era funcionario público en el momento de la compra de dólares. “No veo ningún tipo penal en este caso. Es una conducta legal, pero sancionable social y políticamente”, afirmó al  diario argentino La Nación.

Los expertos coinciden en que el hecho no es considerado un delito, pero sí una falta ética, y lo que resta por el momento es saber qué funcionario le dio la información al ex mandatario.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.