Diputado trasandino denuncia acuerdo secreto entre Chile y Argentina para favorecer a Barrick Gold

Según un libro publicado por Miguel Bonasso, el 90 por ciento de las aguas que usará Barrick Gold en Pascua Lama son de origen trasandino, sin embargo, con el acuerdo, 75 por ciento de su tributación puede ser pagada en Chile donde los impuestos a las mineras equivalen a la mitad de lo que se les cobra en Argentina.

El diputado y periodista argentino, Miguel Bonasso, denunció en un libro que Chile y Argentina firmaron un acuerdo secreto sobre tributación impositiva para favorecer a la empresa Barrick Gold, trasnacional minera que explota el yacimiento de Pascua Lama-Veladero, sobre una superficie de 260 mil hectáreas ubicadas en la zona fronteriza entre ambos países.

Según el libro de Bonasso, titulado “El Mal. El modelo K y la Barrick Gold, amos y servidores en el saqueo de la Argentina”, funcionarios de los gobiernos de Cristina Fernández y de, la entonces mandataria, Michelle Bachelet, firmaron un “convenio secreto” que supuso “una gravísima violación de la ley”.

El autor explicó en la conferencia de lanzamiento del libro, que el acuerdo mencionado no respeta normas impositivas de los países suramericanos.

“En ese acuerdo tributario Argentina resigna el derecho esencial de un Estado a recaudar impuestos al ceder (el 75 por ciento) de la potestad tributaria en favor de Chile, en realidad en favor de la Barrick”, explicó Bonasso.

El autor explicó que es Argentina quien aporta el 90 por ciento del agua requerida por el proyecto minero binacional de Pascua Lama, pero es en Chile donde la Barrick paga el 75 por ciento de sus impuestos porque la presión tributaria chilena equivale a la mitad de lo que se cobra a las mineras en el vecino país. El convenio contempla además, ocho exenciones tributarias en beneficio de Barrick Gold.

“Sacan el agua de los glaciares (lo que la empresa ha negado reiteradamente pero que es denunciado por numerosas organizaciones ecologistas) a un precio ridículo y encima dejan un retrete de cianuro”, en un pozo de unas 340 hectáreas a 400 metros de profundidad y “dónde van a ir a parar los cientos de miles de toneladas de desechos bañados en cianuro”, denunció Bonasso.

La publicación del argentino señala que el acuerdo secreto es uno de los convenios binacionales firmados tras el Tratado de Integración y Complementación Minera suscrito en 1997 por los ex presidentes Carlos Menem y Eduardo Frei. Este constituiría “un traje a medida” del fundador de la minera, Peter Munk.

Con esta medida, a juicio del autor, se habría creado “un tercer país virtual, el ‘país Barrick’, en la cresta de la cordillera de Los Andes, con una superficie de unos 340.000 kilómetros cuadrados, sobre el que no hay ningún tipo de control, por el que se puede hacer y traficar cualquier cosa”.

“El Mal…” también aborda las “turbias” actividades de Barrick a nivel mundial, mencionando la relación de la empresa con el traficante de armas saudí Adnan Khashoggi, quien, según declaró Bonasso, aportó dineros para la fundación de la minera.

En complicidad con Khashoggi, Barrick Gold habría operado como fachada de la CIA en el escándalo que estalló en 1987 por la venta clandestina de armas a Irán y el posterior empleo de los recursos para financiar y armar a los rebeldes que luchaban contra el Gobierno sandinista de Nicaragua.

Imagen: Página 12

2 Comentarios
  1. Alex dice

    ¿Y por qué tiene que venir a denunciar este entreguista acuerdo donde, obviamente debe “haber corrido mucho dinero”, un diputado transandino? A nuestros sacrificados congresistas criollos “le comieron la lengua los ratones”?

  2. marcelo guajardo dice

    es una verguenza para que votar por representacion ante el poder lejislativo si solo hacen leyes para ellos sus amigos,socios y bolsillos

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.