Sudán del Sur: mueren 200 personas en naufragio en el Nilo

NiloLas víctimas huían de la violencia en la ciudad de Malakal, donde se registraron violentos combates entre fuerzas gubernamentales y rebeldes.

Por Info News

Cerca de 200 personas, muchas de ellas mujeres y niños que huían de la violencia en Sudán del Sur, murieron ahogadas el domingo luego de que la embarcación en la que se trasladaban naufragara en las aguas del río Nilo, según informó el portavoz del ejército, Philip Aguer.

El naufragio, indicó el vocero, ocurrió cuando cientos de civiles buscaban huir de la ciudad de Malakal, donde se registraron violentos combates entre fuerzas gubernamentales y rebeldes, precisó la BBC. Dicha ciudad es considerada la puerta hacia los yacimientos petroleros de la región del Alto Nilo.

“Nuestros informes señalan entre 200 y 300 personas, incluyendo mujeres y niños. El barco estaba sobrecargado”, indicó Aguer a la agencia AFP, y agregó: “Todos se ahogaron. Estaban huyendo de nuevos enfrentamientos en Malakal”.

Un conflicto cada vez más sangriento

Según cifras de Naciones Unidas, alrededor de 355.000 personas debieron escapar de la violencia en el país y se estima que hay más de 1.000 víctimas fatales.

En Malakal los rebeldes intentan tomar la ciudad y “hay combates dentro y en los alrededores” de la ciudad, según precisó el jefe de operaciones humanitarias de la ONU, Toby Lanzer. Además, señaló que el número de refugiados en la base de la ONU en la zona ha pasado de 10.000 a 19.000 personas.

Por su parte, el Ejército informó que hay intensos enfrentamientos armados en el sur de Bor, la capital del estado de Jonglei (este), epicentro del conflicto que comenzó a mediados de diciembre y en manos de los rebeldes. “Estamos avanzando hacia Bor, hubo combates muy intensos el lunes por la noche”, dijo Aguer. El vocero del Ejército negó sin embargo que los rebeldes hayan tomado el puerto de Mongalla, a unos 50 kilómetros de Juba, la capital sursudanesa, en la ruta hacia Bor.

Los combates, provocados por la rivalidad entre el presidente Salva Kiir y su ex vicepresidente Riek Machar, destituido en julio y ahora líder de los rebeldes, han causado ya 400.000 desplazados y más de 1.000 muertos, según la ONU.

Kiir acusa a Machar y los suyos de haber intentado dar un golpe de Estado. Riek Machar lo niega y acusa al presidente de querer eliminar a sus rivales.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.