Encarcelamiento de líderes independentistas genera ola de protestas en Barcelona

Varios miles de personas salieron a la calle este viernes en distintos puntos de Barcelona y otros lugares de Cataluña tras ser enviados a prisión cinco dirigentes independentistas.

“Respondemos con contundencia, es hora de romper las cadenas”, escribió en Twitter la cuenta oficial de los Comités de Defensa de la República, una de las plataformas convocantes de las protestas.

Además de la protesta de los CDR, la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òminum Cultural –las dos mayores asociaciones civiles independentistas– convocaron manifestaciones en distintos puntos de la geografía catalana, lo que propició que calles y plazas de una multitud de ciudades de las cuatro provincias catalanas acogieran movilizaciones.

Las concentraciones fueron convocadas en respuesta a la citación en el Tribunal Supremo de cinco dirigentes independentistas, pero antes de conocer que serían enviados a prisión sin fianza, aunque tras confirmarse la noticia la respuesta fue más contundente.

Hasta el momento, las concentraciones más importantes fueron la convocada por los CDR en Barcelona ante la Delegación del Gobierno español y la manifestación de ANC y Ómnium Cultural en la céntrica Plaza Cataluña en la misma ciudad.

Durante el desarrollo de la marcha de los CDR, los manifestantes intentaron llegar ante las puertas de la sede de la Delegación del Gobierno español, pero allí se encontraron con un cordón policial que les impidió acercarse al edificio.

Esto propició momentos de tensión en los que algunos agentes de los Mossos D’Esquadra (la policía autonómica catalana) utilizaron sus porras contra los manifestantes, aunque por el momento no se reportaron incidentes graves.

Los sectores independentistas popularizaron en las últimas horas en redes sociales la etiqueta #PrimaveraCatalana para promover las manifestaciones.

El juez Pablo Llarena, encargado de instruir la causa por los supuestos delitos del independentismo catalán, envió a prisión sin fianza este viernes al candidato a presidente de Cataluña, Jordi Turull, así como a los diputados y ex diputadas Carme Forcadell, Raül Romeva, Dolors Bassa y Josep Rull.

Todos están procesados por delitos de rebelión, según el auto que les ha notificado este viernes el juez Llarena.

A cuatro de ellos, Rull, Turull, Bassa y Romeva, que formaban parte del Gobierno durante la consulta soberanista del 1 de octubre, les añade el delito de malversación por haber desviado supuestamente dinero público para la celebración del referéndum. (Sputnik)

dm/ee

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.