Periodista non Grata: María Olivia Mönckeberg, Premio Nacional de Periodismo

MOlivia-MonckebergLa profesional, que trabajó en Análisis y en Hoy, anuncia un libro sobre los magnates de la prensa y cuenta la forma en que se ha enfrentado al poder con su pluma de reportera de investigación.

Por Francisca Celedón B.

Está feliz y esa felicidad se irradia por cada parte de su cuerpo. No es para menos, una de las pocas profesionales del periodismo que se ha atrevido en tiempos de dictadura y de democracia a enfrentar a los más poderosos de este país, fue galardonada con el Premio Nacional de Periodismo.

Ella es la autora de El Saqueo de los grupos económicos al Estado Chileno (2001); El Imperio del Opus Dei en Chile (2003); La Privatización de las universidades: Una historia de dinero, poder e influencias (2005); y El Negocio de las universidades en Chile (2007).

Enfrentarse a los que controlan el país en lo económico, político y social, le ha traído una que otra consecuencias a esta mujer que no parece temerle a nadie, porque ya está ad portas un nuevo proyecto editorial con Random House, que pareciera prometer sacar chispas al duopolio de las comunicaciones: Copesa y El Mercurio; pero María Olivia no quiere adelantar nada y cuida cada una de sus palabras para no crear expectativas, como ella misma dice; sin embargo, durante la conversación se van rescatando algunas ideas que, sin duda, serán más profundizadas en Los Magnates de la Prensa, próximo a salir.

Pero antes de entrar en los detalles, no podemos evitar lo que nos convoca, entrevistar a la Premio Nacional de Periodismo.

¿Qué valor le da a este reconocimiento?

Un valor máximo por varias cosas. Desde el punto de vista personal y profesional, es un orgullo. Al comienzo decía, era pura emoción, pero ya han pasado 48 horas y si algo puedes conceptualizar de esto, es que ha habido un reconocimiento unánime de un jurado, que me parece intelectualmente respetable, como la Ministra de Educación, Mónica Jimenez; el rector de la Universidad de Chile, Víctor Pérez; Faride Zerán, Alfonso Muga y Servet Martínez.

Ellos hablaron de periodismo de investigación, de coraje, de trayectoria, de independencia y criterio frente a los poderes. Son 40 años de trabajo en medios, en revistas y diarios que hoy no existen.

Se ha destacado mucho la investigación y los libros, que son el resultado de esos años de reporteo. También se destacó lo que ha sido mi vocación periodística hacia la docencia.

También que haya sido dirigente nacional del Colegio de Periodistas en dictadura, presidiendo la Comisión de Libertad y Expresión en tiempos de mucha amistad y compañerismo entre los periodistas que tratábamos de abrir espacios hacia la democracia.

Lo que he sentido en estos dos días, es notable en materia de reconocimiento, de apoyo, de respaldo y simpatía de la gente, y no sólo de los periodistas, sino también de lectores de los años 70 hasta hoy. Ha sido muy impresionante.

Faride Zerán dijo que se premió a “la coherencia, independencia, sentido crítico y ética a una gran trayectoria”. ¿Qué le provocan esas palabras?

Me gusta mucho lo que dijo, porque en parte, es lo que uno trata con los hechos, con las palabras, con el entusiasmar a las nuevas generaciones en el Instituto de Comunicaciones e Imagen de la Universidad de Chile (donde es profesora titular).

Esto me da nuevos impulsos y más fuerza para seguir en esto. Esas barreras, esos silencios, con los que muchas veces me había visto cercada por efectos de mis libros, ahora ven otra realidad.

¿Se siente merecedora de este galardón?

Si acepté postular es porque me podría sentir merecedora. En el fondo, en la vida uno no trabaja para obtener premios y galardones. El sentido del periodista, como yo lo veo, es que es una misión de sentido público, con una enorme responsabilidad, por lo que me preocupa mucho el tema de la ética profesional y de estar en servicio de la sociedad y no de intereses particulares.

Dentro de eso, siento que un premio como éste, ayuda y respalda el cumplimiento del duro trabajo y vocación de investigar en el periodismo y sobre todo, cuando uno investiga a los sectores más poderosos.

Para esto he tenido que hacer un trabajo fuerte en la línea del periodismo investigativo que he ido desarrollando por carencias de un medio escrito; así he derivado hacia los libros, lo que me ha gustado mucho, porque me dio la oportunidad de profundizar.

1 comentario
  1. Alejandro Gianoli dice

    Por favor , ud. me podria dar el correo de Maria Olivia Monckeber, creo que podria intercambiar informacion muy concreta con ella acerca del Opus Dei, y acontecimientos muy concretos y comprobables de mi flia , sus aportes, y su accionar junto al opus dei.
    Yo vivo en Bs As.
    Soy Chileno y agradezco su gentileza de ponerme en contacto con ella
    Atte
    MAG

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: