El terremoto nos volvió más fanáticos al Mundial, según afirman especialistas

chileLa psicóloga de la Usach y presidenta de la Sociedad de Psicología Clínica, Caterina Manzo, sostiene que las secuelas post catástrofe sumadas al evento deportivo generarán una exacerbación en el patriotismo de los chilenos, advirtiendo que, en algunos casos, puede producir una evasión total de la crisis. “Es muy probable que se reemplace la sensación de solidaridad, por un asunto más bien exitista”, advierte.

Luego de doce años sin participar de un mundial de Fútbol, la ansiedad por ver a la selección chilena enfrentar su primer partido ante Honduras en Sudáfrica 2010 aumenta a pasos agigantados, sobre todo cuando a partir de mañana el calendario apuntará sólo 50 días para que comience el evento deportivo más importante del orbe.

Para la académica de la Escuela de Psicología de la Usach, Caterina Manzo, no es extraño observar como todas las personas, algunas más fanáticas que otras, se ven afectadas por este suceso.

“En una sociedad como la nuestra en donde el concepto de ciudadanía está tan difuso, la gente de alguna manera recupera en eventos como este, la sensación de ser chilenos. Los deportes constituyen actividades que aúnan voluntades, esperanzas y expectativas. Además, son muy buenos para evadir los problemas y todo puede quedar entre paréntesis”, indica.

A juicio de la especialista, esta sensación de escape puede ser “complicada” para las personas que están realmente afectadas tras el megasismo, porque “probablemente quienes no viven esta crisis, escaparán de ella a través del fenómeno del mundial, pudiendo llegar a olvidar la tragedia”.

El problema que percibe la docente de la Usach es que al incrementarse la efervescencia por el fútbol, se olvidará la real urgencia y los requerimientos de la gente que está necesitada.

“Creo que es muy probable que se reemplace esta sensación de solidaridad centrada en la carencia y angustia de otros, por un asunto más bien exitista”, explica.

Otras consecuencias

Dentro de los múltiples efectos que provoca un evento de estas dimensiones, está el endeudamiento de algunos “fanáticos”, que hacen lo indescriptible por asistir al Mundial de Fútbol. Según la psicóloga de la Usach esta conducta será similar a lo ocurrido en Francia 98, pero en un porcentaje menor, porque “dentro de la cultura colectiva, ya está inmerso la noción que endeudarse es pagar más”.

Sin embargo, la experta no cataloga este tipo de comportamientos como “patológicos”, sino como una pérdida de prioridades en algunas personas, en donde las razones están ligadas con sus propias vidas.

Con respecto, a los chilenos que no comparten el interés por el balompié y se verán sobrepasados por la fiebre futbolera que se vivirá en junio, la académica de la Usach aconseja en primer lugar, “tener mucha paciencia y tolerancia”, y crear una red de amigos que no sean tan fanáticos de esta disciplina.

“Será bastante difícil sustraerse a la moda y la presión, porque si además al día siguiente que juegue Chile no se sabe el resultado del partido, francamente no va a tener con quien hablar. En estos momentos la mayoría manda, aunque las personas tienen todo el derecho a que no les guste el fútbol”, concluye.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.