Papa Francisco expulsa de sus cargos a obispos Cox y Órdenes por abusos a menores

El Papa Francisco expulsó este sábado de sus cargos al Arzobispo Emérito de La Serena, Francisco José Cox Huneeus, y al Obispo Emérito de Iquique, Marco Antonio Órdenes Fernández, ambos acusados de “actos manifiestos de abusos a menores”, informó el servicio de prensa del Vaticano.

Se indica que a los dos jerarcas católicos se les aplicó el artículo 21 del prescrito especial (motu proprio) “Sacramentorum Sanctitatis Tutela”.

“La decisión adoptada por el Papa el pasado jueves, 11 de octubre de 2018, no admite recurso, la Congregación para la Doctrina de la Fe lo ha notificado ya a los interesados, a través de sus respectivos superiores, en sus respectivas residencias”, indica el comunicado de prensa de la Santa Sede.

Anteriormente Francisco ordenó la expulsión del sacerdocio de Fernando Karadima, condenado en 2011 a “penitencia y oración” por abusos sexuales.

A finales de septiembre el Pontífice aceptó la renuncia de los obispos chilenos Carlos Eduardo Pellegrín Barrera y Cristián Enrique Contreras Molina, tras el allanamiento por la policía de cuatro obispados en Valparaíso, Osorno, Chillán y Concepción, en busca de antecedentes de casos de abuso sexual cometidos contra menores por parte de sacerdotes y de su encubrimiento a manos de las autoridades eclesiásticas.

Ese mismo mes el Arzobispado de Santiago anunció que el Papa expulsó al reverendo Cristián Precht Bañados de la Iglesia, pasando su estado a laico.

La Fiscalía investiga actualmente 144 casos de abuso sexual vinculados a la Iglesia Católica en Chile en los que obispos, diáconos, laicos y religiosos no sacerdotes están involucrados; entre las más de 100 víctimas hay niños, niñas y adolescentes.

Desde febrero de este año, el Vaticano se encuentra realizando investigaciones canónicas para determinar responsabilidades en los casos de abuso sexual a menores de edad perpetrados por miembros de la iglesia chilena.

En los últimos años se han multiplicado las denuncias de abusos cometidos por clérigos católicos en Estados Unidos y algunos países de Europa, con más de 3.600 menores víctimas de abuso solo en Alemania, en casos recientes y de décadas de antigüedad y que fueron encubiertos. (Sputnik)

vp

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.