Solicitan a Contraloría que investigue los procesos sancionatorios de la SISS sobre empresas sanitarias

Con la firma de los senadores Ximena Ordenes, Guido Girardi y Alfonso de Urrestii ingresó esta mañana a Contraloría un requerimiento para se investiguen las acciones de fiscalización ejercidas por la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS).

El propósito del requerimiento presentado por los parlamentarios es conocer si las decisiones de la SISS se ajustan a la Ley o no, debido a que entre el año 2017 y 2018 existiría una variación importante en la cantidad de los procesos que terminan en una sanción efectiva, así como fiscalizar además a la empresa ESSAL en la Región de Los Lagos.

La senadora Ximena Ordenes aseguró que “hemos presentado un recurso para que se fiscalice a la empresa ESSAL de Osorno, empresa sanitaria que como ustedes saben, es la responsable de que el suministro de agua potable en la ciudad de Osorno haya estado suspendido durante 10 días”.

“Se requiere conocer qué pasó con el informe que ya se conocía el año 2018 en la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS), y hemos pedido paralelamente que se establezca como están funcionando los procesos sancionatorios de la SISS”, añadió.

La senadora señaló que el caso de ESSAL es un caso particular, pero con esta presentación se busca revisar “el estándar de todas las empresas sanitarias”.

“El caso de ESSAL se torna emblemático, porque además desde el año 2014 tiene más de 85 procesos sancionatorios. Queremos saber qué pasa con los procesos una vez que se establece una multa, si efectivamente se termina cancelando el monto establecido o hay cambios en la decisión de la Superintendencia de Servicios Sanitarios”, indicó.

Ordenes mencionó el caso de la descarga de ESSAL en el Lago Llanquihue, “que tuvo incluso una arista criminal, cuando se establecieron 700 UTA de multa terminaron en 140. Entonces, lo que queremos es establecer cómo se han llevado los procesos sanitarios desde la Superintendencia de Servicios Sanitarios paralelo a la fiscalización que se le haga a la empresa sanitaria ESSAL”.

Por su parte, el senador Girardi afirmó: “Queremos dejar en evidencia que la SISS no tiene los medios ni recursos para fiscalizar, es decir no se fiscaliza. Estas sanitarias tienen en sus manos la vida y la salud de las personas pero no están cumpliendo con las inversiones y procedimientos fundamentales para resguardar la salud de la población. Entonces, nos interesa que la Contraloría haga una evaluación de esta falta y, además, tome conocimiento de la negligencia por parte de la Superintendencia, por no fiscalizar con la convicción suficiente”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: