Francisco Martorell: Nos comprometemos a cuidar tus datos

Hacemos un llamado a conformar una asociación que reúna a los medios digitales y que, entre otras cosas, nos comprometamos, desde ya, a respetar la privacidad y los datos de nuestras audiencias.

Los nuevos tiempos, la velocidad de los descubrimientos y los implementos tecnológicos, así como las aplicaciones que día a día aparecen en nuestras vidas, nos obligan a adecuar nuestras conductas, abrir las mentes, asumir nuevos compromisos y actuar a la velocidad del rayo, sin demora. No es posible, por ejemplo, que en Chile tengamos una ley digital del año 93, cuando apenas sabíamos de los teléfonos celulares.

Esta revista, desde hace muchos años, tiene su versión digital en el portal de noticias www.elperiodista.cl y con la implementación de un estudio de TV, se convirtió en una multiplataforma que transmite programas a través de Youtube y Facebook. Hemos realizado novedosas experiencias, como sacar un camión pantalla a la calle y, próximamente, estrenaremos un sistema de noticias en la vía pública.

Nuestro compromiso, además, es mantener el papel y por eso imprimimos nuestro medio con un material que proviene de bosques manejados en forma sustentable y fuentes controladas.

Asumimos los nuevos desafíos con la prontitud que requieren y hoy, como lo registra el reportaje central de esta edición, nos preocupan los datos personales y la manipulación que con ellos se puede hacer de la ciudadanía.

Por eso, desde estas páginas, hacemos un llamado a conformar una asociación que reúna a los medios digitales y que nos comprometamos, desde ya, a respetar la privacidad de la audiencia, combatir la desinformación y las Fakenews, no utilizar técnicas de Clickbait y otras herramientas de fraudes tecnológicos, así como transparentar audiencias, generar una plataforma tecnológica de avisaje justo para sus miembros, impulsar la profesionalización, la innovación e investigación de los medios de comunicación digitales, fomentar la democracia y la participación ciudadana, generar un protocolo de calidad y veracidad de la información, fortalecer la colaboración entre los medios, la academia y las universidades y escuelas de periodismo y ser partícipes en la discusión pública en temas de intereses que afecten a la prensa, impulsando proyectos de ley en esa dirección.

Tareas ambiciosas, todas, pero que colectivamente podemos resolver y alentar.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: