ONU rectifica su balance de la masacre en Nigeria y afirma que murieron decenas de civiles

Consideró el hecho como el más brutal ocurrido este año. (Télam)

La Organización de Naciones Unidas (ONU) disminuyó hoy a “decenas” de muertos su balance inicial sobre los civiles asesinados ayer en un ataque en los arrozales ubicados en la aldea de Koshobe, al noreste de Nigeria, por la organización yihadista Boko Haram.
Sin precisar los motivos de la modificación en la cifra, la ONU indicó que se trata de “decenas” de víctimas mortales y no de 110 como había difundido en su primer documento; no obstante, lo describió como “el más brutal llevado a cabo este año contra personas inocentes” en el país africano.

El ataque ocurrió en la comunidad agrícola de Zabarmari (poblado de Koshebe, estado de Borno), cuando hombres armados en motocicletas emprendieron un ataque brutal contra hombres y mujeres que estaban trabajando en campos de arroz.

Zabarmari se encuentra a menos de 20 kilómetros del centro de comando de la operación militar Lafiya Dole (Paz por la fuerza), dirigida contra Boko Haram y su escisión, la filial de Estado Islámico en África Occidental (ISWA).

El coordinador humanitario de Naciones Unidas en Nigeria, Edward Kallon, informó que un número indeterminado de personas resultaron heridas y alertó sobre informaciones de que varias mujeres del poblado “podrían haber sido secuestradas”.

“Pido su liberación inmediata y su retorno a un lugar seguro, y extiendo mis condolencias las comunidades rurales de la zona, conmocionadas por la brutalidad de ayer (sábado), al tiempo que temo por su seguridad”, enfatizó, replicado por la agencia de noticias Europa Press.

Además, de acuerdo al testimonio de un cooperante, las víctimas fueron acribilladas a tiros aunque fuentes locales denunciaron que acabaron degolladas o decapitadas.

Citado por el diario Premium Times, el gobernador de Borno, Babagana Zulum, denunció hoy, durante el funeral: “Si se quedan en casa se mueren de hambre, y si salen a cultivar les matan los insurgentes”.

Respecto de los motivos del ataque, según el diputado Ahmed Satomi, una respuesta podría ser la detención de un presunto integrante de Boko Haram, activo en una zona cercana, el viernes pasado.

Por su parte, el presidente del país, Muhammadu Buhari, “condenó”, en un comunicado emitido anoche, “el asesinato por terroristas de estos agricultores dedicados a su trabajo.

Ayer, oficiales de una milicia de autodefensa progubernamental informaron de un primer balance de 43 agricultores muertos y aseguraron que fue “sin duda la obra de Boko Haram, que opera en la región y ataca con frecuencia a los agricultores”, informó la agencia de noticias AFP.

La búsqueda de otras víctimas continuaba hoy en esas aguas pantanosas y de difícil acceso.

El ataque ocurrió el día de las elecciones locales en el estado de Borno, las primeras organizadas desde el inicio de la insurrección de Boko Haram en 2009.

Más de 36.000 personas fallecieron en actos de violencia desde el comienzo del conflicto en el noreste de Nigeria, donde más de dos millones de personas todavía no pueden regresar a sus hogares.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.